Sociedad

El Oceanogràfic estudia el potencial de los leones marinos para el salvamento marítimo

Las extraordinarias habilidades de estos animales se podrían emplear en el rescate de personas y recuperación de objetos sumergidos

VALENCIA

El Oceanogràfic de la Ciudad de las Artes y las Ciencias ha planteado una idea pionera en el mundo que consiste en evaluar el potencial y la capacidad de los leones marinos para facilitar las labores de rescate y salvamento marítimo. Este potencial podría ser utilizado por aquellas entidades con competencias en áreas marítimas que así se beneficiarían de este tipo de actuaciones.

Más información

El proyecto, que cuenta con la participación del Grupo Visavet de la Universidad Complutense de Madrid, tiene una doble vertiente: la actuación con fines sociales y también que los leones marinos se beneficien de esta actividad, ya que el desarrollo de las líneas de investigación permiten conocer mejor a estos animales, sus enfermedades y desarrollar posibles estrategias de conservación tanto de ésta como de otras especies de interés, al tiempo que se promueve un cambio de actitud social y mayor concienciación medioambiental.

Dadas las extraordinarias habilidades que estos animales han desarrollado a lo largo de su vida evolutiva para desenvolverse en el agua- excelente visión submarina y capacidad auditiva- los leones marinos podrían colaborar en las labores de salvamento y rescate de vidas humanas en aguas abiertas, fundamentalmente cuando las condiciones en las que se realizan estos trabajos hacen difícil o imposible llevar a buen término estas tareas.

Tal es el caso de la aproximación a las víctimas en aguas costeras peligrosas para las embarcaciones de salvamento o los socorristas, la búsqueda de cadáveres sumergidos, el transporte de "líneas de vida" a embarcaciones en situaciones de rescate de extremo peligro, la estabilización de la línea por la que baja el rescatador desde el helicóptero, los rastreos en aguas fluviales y ríos de difícil acceso o la recuperación de objetos en el agua.

Estos animales no sólo son expertos en la localización de objetos en condiciones difíciles, sino que también tiene la capacidad de maniobrar en espacios estrechos y pueden ir a la orilla si es necesario lo que les hace especialmente interesantes para un rescate combinado tierra-mar o en casos en los que la víctima se encuentre en zona rocosa o de acantilado de difícil acceso. Otra ventaja adicional es que pueden hacer repetidas inmersiones en aguas profundas sin sufrir los efectos de la enfermedad de descompresión como les sucede a los humanos.

Entrenamiento temprano

Para este entrenamiento se utilizan animales nacidos en el Oceanográfic desde el momento en el que nacen, los entrenadores dedican mucho tiempo a estar junto a ellos jugando y desensibilizándolos al contacto con los humanos. Gracias a este contacto tan temprano con las crías se consiguen animales dóciles y fáciles de manejar en entrenamientos futuros.

En las primeras etapas, a través del juego e interacciones con ellos, se les acostumbra a múltiples objetos y personas diferentes para conseguir la mayor desensibilización posible. Una vez se destetan las crías y comienzan a comer pescado se inicia el entrenamiento.

 
  • Cadena SER

  •  
Programación
Cadena SER

Hoy por Hoy

Àngels Barceló

Comparte

Compartir desde el minuto: 00:00