Miércoles, 08 de Febrero de 2023

Otras localidades

Fraude a la Seguridad Social de 10,5 millones de euros

Según ha explicado al programa Hora L de la Cadena SER en Cataluña el inspector de la Policía Nacional, Carlos Ares, el fraude consiste en la creación de empresas ficticias que dan de alta en la Seguridad Social por un período corto de tiempo a personas que no hacen ninguna actividad laboral

Fraude a la Seguridad Social de 10,5 millones de euros

XAVIER SÁNCHEZ

A continuación, otras empresas ficticias de los mismos estafadores dan de alta las mismas personas, que tampoco trabajan, y así van sumando meses de teórica cotización hasta que llega un momento en que tienen derecho a cobrar el paro. En lo que llevamos de 2013 se ha detenido en Cataluña 360 personas. Hasta enero de este año, la ley sólo permitía que se considerara fraude a la Seguridad Social a la que había defraudado más de 120.000 euros. Esto cambió y ahora se puede perseguir con más contundencia estos estafadores.

Cobrar el paro sin haber trabajado. Esto es básicamente lo que consigue un número indeterminado de personas mediante un fraude a la Seguridad Social que, en lo que va de año, asciende a 10 millones y medio de euros en Cataluña. Según ha explicado la Policía Nacional, en el programa Hora L de la Cadena SER en Cataluña, hay 360 detenidos por este delito que se consiguen mediante la tramitación de altas de personas a la Seguridad Social por parte de empresas que, en realidad, no tienen actividad. Después de hacer la misma operación por parte de diferentes compañías ficticias con las mismas personas, terminan cobrando la prestación por desempleo a pesar de no haber trabajado ni un solo minuto.

La policía nacional detectó por primera vez este fraude en 2010 cuando los datos del paro comenzaban ya a subir a cifras preocupantes. Desde entonces, han sido decenas las operaciones que han hecho contra redes organizadas que buscan personas sin trabajo, sobre todo inmigrantes marroquíes y paquistaníes, para ofrecerles un suculento negocio: los líderes ponen las empresas (algunas que habían tenido actividad y de otros ficticias), buscan un gestor para que haga las altas y bajas de trabajadores en la Seguridad Social vía telemática y luego no hacen nada. Esperan a que pasen bastantes meses como para poder acabar cobrando el paro. La empresa, evidentemente, no paga tampoco las cuotas de la Seguridad Social. Carlos Ares, inspector de la Policía Nacional, investigador de estas redes, cree que la crisis ha sido el detonante y cree que se han juntado la necesidad de algunos parados y la vida delictiva de estas redes.

La policía ha detenido en lo que va de año 360 personas y ha detectado un fraude de 10 millones y medio de euros, de los cuales un 65 por ciento son impagos a la Seguridad Social y el resto prestaciones al desempleo cobradas de forma fraudulenta. Los trabajadores ficticios pagan una media de entre 150 y 300 euros a estas mafias a cambio de que les den de alta en estas empresas. Dice Ares que es imposible que no sepan que están cometiendo un delito.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?