Viernes, 03 de Febrero de 2023

Otras localidades

Botella conocía los despidos en limpieza, según Lissavetzky

Las concesionarias proponían un 33 por ciento menos de personal

El portavoz del grupo municipal socialista, Jaime Lissavetzky, exige la creación de una comisión especial para supervisar la calidad de los contratos integrales, de los que ya están en marcha como la limpieza viaria y de los nuevos (pavimentación, alumbrado y basura). El Ayuntamiento, según los datos aportados por el PSOE, sabía que la plantilla iba a bajar de 8.787 a 5.885 trabajadores, un 33 por ciento menos.

Más información

"Ha sido un gran chapuza, ya está bien de mentiras". El grupo socialista eleva el tono de su denuncia política tras mantener que Ana Botella mintió ya que las concesionarias planteaban despedir a 2.902 trabajadores. El Ayuntamiento lo sabía porque "los técnicos municipales dieron el visto bueno al estudio económico financiero" incluido en las ofertas de las empresas.

El equipo de Gobierno conocía que los puestos de trabajo iban a bajar de los 8.787 que había hasta el 31 de julio a 5.885 que fue la plantilla ofertada por las cuatro adjudicatarias. Un 33 por ciento menos de personal para limpieza viaria y jardinería, según ha comprobado el PSOE tras examinar la documentación que con tanta insistencia venían reclamando desde hace más de dos meses. "O Ana Botella dimite, o destituye al concejal de Medio Ambiente, Diego Sanjuanbenito, por esta enorme mentira", aseguraba el portavoz socialista, Jaime Lissavetzky.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa, acompañado de los ediles del PSOE Ruth Porta y Diego Cruz, para informar sobre los datos contenidos en los pliegos de los contratos del servicio de limpieza viaria. Unos datos sobre el personal ofertado por las empresas que el Ayuntamiento se había negado a facilitarles y que, finalmente, pudieron analizar el pasado 22 de noviembre.

Y no solo eso, el grupo socialista exige la creación de una comisión especial para supervisar la calidad de los contratos integrales. En la limpieza viaria, que ya está en marcha, pero también de los que están pendientes de adjudicar (pavimentación, alumbrado y basura). Lissavetzky exige la paralización de esos contratos "para que la ciudad de Madrid no se vea perjudicada". "Madrid no merece sufrir los efectos negativos de experimentos neoliberales", añadía el portavoz socialista.

El Ayuntamiento, según Lissavetzky, tiene que frenar los contratos pendientes "para evitar nuevos conflictos que puedan paralizar la ciudad". De ganar las elecciones en 2015, el PSOE avanzará en la remunicipalización de estos servicios.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?