Miércoles, 05 de Octubre de 2022

Otras localidades

Madrid renuncia a asumir la extracción de sangre en la calle

El Consejo de Gobierno ha dado luz verde al acuerdo con Cruz Roja para que "asuma las colectas de donación de sangre". Cobrará más de 9 millones al año

Fachada del Centro de Transfusión de Madrid

Fachada del Centro de Transfusión de Madrid / CADENA SER

Sólo falta que la Consejería de Sanidad y la organización estampen su firma. Los planes de la Comunidad de Madrid son que este nuevo modelo comience a funcionar en enero. El gobierno madrileño se compromete a mantener el trabajo a los 130 empleados del Centro de Transfusión cuyo puesto se amortiza con la entrada en vigor de este acuerdo.

Ya es definitivo, la Comunidad de Madrid renuncia a que su Centro de Transfusión se encargue de la extracción de sangre en la calle (como venía haciendo hasta ahora). Las famosas unidades móviles encargadas de las donaciones de sangre, conocidas como colectas, dejarán de estar en manos públicas. A partir de enero, ese trabajo lo hará en exclusiva Cruz Roja.

Por ello cobrará 9.3 millones al año, según la Comunidad de Madrid, como "compensación por los costes de captación, almacenaje y traslado de la sangre". Como ya adelantó la Cadena SER, por cada bolsa de sangre donada Madrid pagará a Cruz Roja 67 euros.

Sin embargo, este primer año, tanto Cruz Roja, como la Comunidad de Madrid, han decido que sea un año de transición. Es decir, el convenio funcionará a medias, porque las 140.000 extracciones que Cruz Roja haría al año (según el acuerdo), en 2014, se calcula que en este próximo año, lleguen a 74.000.

Luz verde

El Consejo de Gobierno ha dado el visto bueno a este acuerdo, que ha llegado con varios meses de retraso, "debería haberse firmado en el mes de abril", según han explicado a la Cadena SER fuentes conocedoras de los detalles del acuerdo.

A partir de enero, el Centro de Transfusión de Madrid sólo asumirá el control de las donaciones en los hospitales madrileños, y en el propio centro, donde se "coordinará, procesará, analizará, y almacenará los derivados sanguíneos a todos los centros hospitalarios de la región, ya sean públicos o privados", según ha explicado el portavoz del gobierno madrileño, Salvador Victoria tras el Consejo de Gobierno.

La noticia ha caído muy mal entre la plantilla. Los trabajadores del Centro de Transfusión es están desencantados y preocupados con el nuevo modelo. "No cuestionamos la labor solidaria de Cruz Roja en otras partes del mundo. Pero en la donación de sangre Cruz Roja no es solidaria porque cobra por ello. El solidario de verdad es el donante que pone su brazo para que le extraigan sangre", explica la portavoz de la Asociación de Empleados Centro de Transfusión, Deli Edreira.

Se amortizarán 130 puestos

Durante la rueda de prensa, el consejero de Presidencia y Justicia, Salvador Victoria ha sido incapaz de garantizar si mantendrán el trabajo de los 130 empleado cuyos puestos se van a amortizar con este acuerdo. Sin embargo, en la nota de prensa difundida por equipo de prensa de la 'Puerta del Sol' se dice que "se van a mantener a todos los trabajadores afectados", unos harán otras funciones, y otros cambiarán de destino, añaden.

Los trabajadores temen que con la llegada de Cruz Roja el sistema de donación "pierda calidad"

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?