Lunes, 06 de Diciembre de 2021

Otras localidades

El exdirector de Bancaja acusa al FROB de impedir una venta que hubiera aportado 100 millones al Banco de Valencia

El exdirector general de Bancaja, Aurelio Izquierdo, ha declarado como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz en el marco de la causa que investiga presuntas operaciones irregulares llevadas a cabo por el Banco de Valencia

El exdirectivo, que ha declarado como imputado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, ha explicado que, por recomendación del Banco de España, el Banco de Valencia cerró en 2011 la venta de su participación en Aguas de Valencia (Agval) a los accionistas mayoritarios de la empresa acuífera, la sociedad de la familia Calabuig Fomento Urbano de Castellón (Fucsa)

La venta, que ya contaba con el aval del Consejo de Administración, habría reportado al banco un beneficio de entre 97 y 103 millones de euros. No obstante, ha defendido Izquierdo, quedó interrumpida por la intervención del banco en noviembre de 2011. El nuevo administrador, el FROB, no ejecutó el acuerdo del Consejo y el traspaso no llegó a realizarse.

Izquierdo, que ha declarado en el marco de la causa que investiga presuntas operaciones irregulares llevadas a cabo por el Banco de Valencia, ha sido interrogado sobre la adquisición de acciones de la inmobiliaria Costa Bellver, compradas por la entidad a la familia Calabuig a un precio muy superior al original.

Bancaja Hábitat compró en 2009 acciones de la inmobiliaria dedicada a la venta de terrenos en Castellón por importe de 65,1 millones de euros, un 195 por ciento más que lo que los Calabuig pagaron solo unos meses antes. El FROB apunta en su querella que Izquierdo podría haber cobrado una comisión de cuatro millones de euros por la operación.

El exdirector general de Bancaja ha defendido ante el magistrado que la adquisición de esta participación en Costa Bellver tenía "todo el sentido económico para la gestión de los activos en la zona de Castellón" y fue tramitada "profesionalmente".

Izquierdo ha insistido en que el posible perjuicio económico para el banco generado por el descenso de precio de los activos inmobiliarios se hubiera evitado con la venta de Agval. Estos 100 millones de euros hubieran supuesto la recuperación del total de la inversión en Costa Bellver, ha asegurado.

Las declaraciones continuarán el jueves con la comparecencia de dos testigos, el director financiero de Fomento Urbano de Castellón (Fucsa) Juan José Martinez Nicó y Germán Bordils, uno de los miembros de la familia que vendió sus acciones de Costa Bellver a los Calabuig. Por su parte, el ex miembro del comité de dirección de Bancaja, también imputado en esta causa, Manuel Setién, será interrogado por el magistrado el próximo día 30.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?