Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 17 de Julio de 2019

Otras localidades

Olleta, Caracol Punxent y otras delicias de Peñíscola

En FITUR, Javier Marqués, del restaurante Roca Mar y José Marín, del Hotel Tío Pepe, cocinaron 500 raciones de seis de las mejores recetas tradicionales de la localidad

Ser Viajeros presenció en directo el show cooking que tan de moda se ha puesto a la hora de promocionar la cocina autóctona. El Patronato Municipal de Turismo de Peñíscola y la Asociación Gatronómica de la ciudad celebraron el día de la Comunitat Valenciana en FITUR cocinando 500 razones de seis recetas tradicionales

Cuatro horas en directo, para elaborar cinco tapas. Patatas con pescado y arrossejat es uno de los platos que destacaron para Ser Viajeros los dos cocineros. Con el caldo de la cocción de las patatas y el pescado se elabora después el arroz, que se sirve también con all y oli. Según Javier Marqués, "un plato muy marinero y tradicional de la localidad". De la olleta, José Marín nos contó que este manjar, muy de invierno, se elaboraba por la mañana, en las casas de Peñíscola bien tempranito: "a fuego lento, se ponía la carne y la alubia blanca, después de estar a remojo toda la noche . A media mañana, se echaba el cardo, ya limpio, y para terminar, la patata, el arroz y la morcilla". Se sirve todo junto, y es una comida típica de Peñíscola, a pesar de que no lleva pescado

Y en las cinco tapas que se cocinaron en FITUR no podía faltar el Caracol Punxent. Javier nos contó "que por sus características no hace falta depurarlo como otros mariscos, sólo dejarlo a remojo unas horas con agua de mar". Es uno de los privilegios de vivir en una localidad con buen marisco y en zona costera, "uno sale de casa y coge el agua de mar para cocinar lo que sea ". Según Javier "se prueba si está cocido y ya está, aunque, según añade José se puede servir con una salsa romesco o con all i oli.

Al postre no llegaron los visitantes del stand de FITUR, pero para el programa, los dos chefs nos propusieron terminar con un "pastisset" de cabello de ángel, que se suele comer durante todo el año, con una copita de Moscatel.

Los dos coinciden en que "en Peñíscola , la gastronomía, el Castillo del Papa Luna y la playa son las tres bases para atraer el turismo a su localidad". Y razón tienen.

Ser Viajeros, 25 de enero

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?