Domingo, 05 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Leopoldo María Panero era el mejor poeta español vivo

El autor del libro "Después de tantos desengaños" cuenta en La Ventana de Canarias de la SER su experiencia como editor del poeta 'maldito' que falleció este jueves en Gran Canaria.

A los 65 años falleció en Las Palmas de Gran Canaria el poeta Leopoldo María Panero. Su espíritu rebelde lo llevo a entrar en el Partido Comunista cuando tenía 16 años, dos años después de la muerte de su padre, Leopoldo Panero, un poeta convertido al falangismo que trabajó a favor de la dictadura franquista.

Sus últimas décadas las pasó en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, primero estuvo ingresado en el hospital siquiátrico de el Sabinal y después en la unidad de salud mental del hospital Juan Carlos I, donde falleció la madrugada de este jueves. El periodista Federico Utrera, editor del libro "Después de tantos desencantos. Vida y obra poética de los Panero" contaba hoy en La Ventana de Canarias que conocer a Luis María Panero y a sus hermanos Michi y Juan Luis fue una de las experiencias más interesantes de su vida.

Federico Utrera no tiene ninguna duda "Leopoldo María Panero era el mejor poeta español con vida, no sólo lo digo yo, lo han reconocido el novelista Juan Goytisolo o el dramaturgo Fernando Arrabal, Leopoldo ha sido el más traducido fuera de España y el más leído de las últimas décadas". Utrera recuerda que a Leopoldo María Panero le gustaba pasear por la playa de Las Canteras y acostarse en los bancos de la calle Triana o el Parque San Telmo. "Espero que no se le ocurra ir al entierro a ningún concejal de la capital, porque lo echaban de los bancos y el mismo decía que lo único que pedía era que lo dejaran estar acostado en esos bancos, porque se sentía un poeta de la calle con espíritu libre".

Utrera recuerda que el propio Leopoldo María Panero vaticinó cómo lo iban a tratar los medios tras su muerte "escribirán ha muerto el último poeta maldito que ha sido tratado injustamente". Para el periodista y editor el último de la saga de los Panero fue "sobre todo un poeta auténtico, un hombre libre que no estaba sometido al reloj como el resto de los mortales".

Uno de los lugares que más frecuentó Leopoldo María Panero fue la librería y cafetería "Esdrújulo" en la capital grancanaria, que cerró sus puertas hace unos años. Allí entabló amistad con su dueño, Adolfo García, que cuando creó la editorial "El Ángel Caído" le ofreció a Panero publicar sus nuevos poetas. Bajo el sello de la editorial canaria se publicaron en 2008: "Tango", "Contra España y otros poemas no de amor" y "Esphera". En 2011 se publicaron "Piedra negra o del temblar", El último hombre", "Dioscuros" y "El que no ve". Adolfo García comentó en la SER que "Leopoldo era como un niño chico, a veces caprichoso, pero muy tierno, con un gran sentido del humor, le encantaba contar chistes de locos".

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?