Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

Itziar Nogeras: "Han intentado desacreditarme"

La ya ex directora de Donostia 2016, ha esgrimido la falta de confianza en su persona, el bloqueo del proyecto y la falta de consenso político como las razones principales para su dimisión

La ex directora general de Donostia 2016, durante la rueda de prensa de su dimisión en la sede la capitalidad cultural. /

Las filtraciones del programa cultural han sido la gota que ha colmado el vaso de una falta de apoyo que según Nogeras se inicio desde su nombramiento y ha apuntado directamente a la directora cultural Guadalupe Etxeberria, de la que ha asegurado que "sus características no casan con el perfil del proyecto de la capitalidad".

Itziar Nogeras se ha marchado de la dirección de la capitalidad cultural dolida y con una importante sensación de abandono por parte de los patronos de la Fundación Donostia 2016, de los que ha dicho que "todos" sus miembros "han aprovechado las últimas 24 horas, en las que me pidieron que me replantear mi decisión, para desacreditarme por completo" y ha añadido que "no esperaba que se utilizaran para eso, pero no voy a responder". Tres han sido las razones que ha esgrimido la ya ex directora general de Donostia 2016 para su dimisión. En primer lugar, "el bloqueo técnico que sufre el proyecto cultural. El programa cultural no se ha adaptado a las características del proyecto; en diciembre tuve que plantear una solución para que el programa tomara tierra y pudiera materializarse". En este sentido, Nogeras ha apuntado directamente a la directora cultural del proyecto, Guadalupe Etxeberria, de la que asegurado que "no tengo dudas de su trayectoria, pero sus características no se adaptan al perfil del proyecto de la capitalidad".

La segunda de las razones que ha presentado Nogeras para su salida ha sido "la falta de confianza y compromiso hacia el proyecto y su dirección"; que según la directora saliente se dieron "desde mi nombramiento y que culminan con la filtración de información confidencial, decisiva para el proyecto y que sólo estaba destinada a presentarse ante el patronato de la fundación". Nogeras ha comentado que las consecuencias de esta filtración "pueden causar daños a Donostia 2016 imposibles de calcular, porque se pierde el factor sorpresa con algunos proyectos, rompe la estrategia comunicativa y en algunos casos pone incluso en peligro el desarrollo de algunos proyectos".

El tercero de los motivos pasa por "la ulitización de la capitalidad cultural en la batalla política" y su utilización partidista. Según la máxima responsable saliente, "lo que debería ser un escenario de consenso para la convivencia, se utiliza como arma arrojadiza" por parte de los agentes políticos. Sobre los potronos de la Fundación Donostia 2016 ha asegurado sentirse abandonada y concretamente sobre el alcalde Juan Karlos Izagirre, que preside esa fundación, Nogeras se ha mostrado "muy sorprendida por sus palabras" y ha dicho también pensar "exactamente lo contrario a lo que dijo, siempre he sido transparente con los miembros del proyecto y también con los patronos", ha continuado asegurando que "no me lo esperaba, está clara la falta de confianza hacia mi persona". Por último Nogeras ha opinado que para que el proyecto de la capitalidad pueda ser viable y vaya para adelante "hace falta un acuerdo de al menos tres partidos en torno al nombramiento del próximo director general, para que el consenso en cuanto a su figura sea efectivo. Yo no he sentido ningún apoyo en ese sentido y la nueva figura de dirección tiene que ser la adecuada, su elección tiene que ser la adecuada y se tiene dejar desarrollar completamente sus funciones". Finalmente, Itziar Nogeras ha sentenciado que "si mi dimisión provoca que las instituciones reaccionen, entonces habrá servido para algo".

El alcalde Izagirre, "no muy preocupado"

El alcalde Juan Karlos Izagirre no se ha mostrado excesivamente preocupado por el hecho de que el ministerio de Cultura quiera hablar con Bruselas por la dimisión de Nogueras: "El ministro de Cultura es miembro del patronato y sabe perfectamente que tiene una relación continua con Bruselas" con unos documentos de trabajo que funcionan en feedback. "En esos documentos aparecerá el problema que ha surgido y las soluciones que se le vayan dando".

Estas soluciones comienzan haciendo autocrítica y pensando, en la reunión del Patronato de mañana, la manera de dar estabilidad a la dirección. Para ello cuenta con la opinión de todos los grupos políticos, ya que es un "proyecto de ciudad y de Estado".

Nogeras: falta de confianza

Nogeras: 24 horas para desacreditarme

Nogeras: sobre Guadalupe Etxeberria

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?