Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 29 de Marzo de 2020

Otras localidades

CORONAVIRUS CORONAVIRUS Minuto a minuto con las últimas noticias sobre la pandemia de COVID-19

Primeros desahucios de la empresa que compró los pisos de la EMVS de Madrid

Las familias piden al Ayuntamiento que detenga los lanzamientos, previsto uno de ellos para el 16 de junio

Vivienda afectada en Carabanchel

Vivienda afectada en Carabanchel / FELIPE SERRANO

Fidere, la empresa que gestiona los pisos adquiridos por el fondo de capital riesgo Blackstone a la EMVS, ha denunciado a la familia de Eutiquio Esteban y María del Carmen Alonso-Gasco. Les reclaman el pago de 22.277 euros por incumplir el contrato de arrendamiento de su piso en la calle Jacobeo, en el PAU de Carabanchel, durante 27 mensualidades. El juzgado número 54 les ha citado para que comparezcan el próximo 3 de junio.

La familia tiene que hacer frente al pago de un alquiler de 600 euros al mes. Su único ingreso era de 420 euros por el subsidio de desempleo, hasta que hace unos días el marido consiguió un contrato de tres meses. Con esos ingresos tienen que comer, pagar el agua y la luz.

Mientras pudieron, fueron puntuales en el pago del alquiler y no generaron ningún tipo de deuda con la EMVS con la que habían firmado el contrato de arrendamiento en octubre de 2006. La entonces delegada de Urbanismo, Pilar Martínez, les hizo entrega de las llaves.

El marido, Eutiquio, tiene 53 años y trabajó en la construcción hasta que en 2009 se quedó en el paro. Desde hace unos días tiene un contrato de tres meses en una empresa de mantenimiento.

Mari Carmen, de 51 años, trabajó como limpiadora hasta que pudo. Es diabética, tiene un glaucoma y está en tratamiento por depresión.

El matrimonio tiene a su cargo a una hija de 18 años que requiere supervisión médica hospitalaria de forma constante debido a una enfermedad en el aparato digestivo (síndrome de Peutz-Jeghers).

Todos estos datos aparecen reflejados en el informe aportado por Centro de Servicios Sociales del propio Ayuntamiento de Madrid. Los trabajadores sociales consideran "necesario que desde los Juzgados se revise la situación de esta familia y se valore el aplazamiento del desahucio hasta que puedan mejorar su situación económica".

El Ayuntamiento defiende que la venta de activos por parte de la EMVS era necesaria para garantizar la continuidad de esta empresa pública. El equipo de Ana Botella recibió 128 millones de euros por la venta de 1.800 pisos que, según Urbanismo, están permitiendo hacer sostenible la empresa para evitar su disolución y el despido de los trabajadores. Durante el pleno del pasado miércoles, la delegada de Urbanismo, Paz González, aseguró que los vecinos no están abandonados.

"El Ayuntamiento está gestionando una a una las situaciones extremas y límites de estas personas y eso lo hacemos todos los días, los vecinos no están desasistidos", defendió Paz González durante la sesión plenaria.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?