Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

‘Nos quedan dos meses de aguantarnos’

Diop decidió romper su silencio y aparentemente irrumpió de manera inesperada en la sala de prensa dela Ciudad Deportiva de Buñol para contestar a las preguntas de los periodistas que todavía no habían tenido la oportunidad de conocer por boca del centrocampista su versión sobre el frustrado traspaso a Olympiacos

Si alguien pensaba que el senegalés iba a salir por la puerta de toriles, resoplando y escarbando en la arena para empitonar a Quico Catalán en mitad de la plaza, se quedó con las ganas porque previamente se produjo un pacto de no agresión entre las partes.

No hay mejor frase que describa la realidad de la actual situación entre jugador y club, que la célebre pronunciada en 2003 por el técnico valencianista Rafa Benítez ‘Nos quedan dos meses de aguantarnos’.

Y así será. Diop solo pretende terminar el año 2014 ofreciendo su mejor versión para firmar en pocas semanas un contrato con otro club español, tan cercano en el calendario como el Sevilla o tan próximo en la distancia como el Valencia. Deseo o realidad el tiempo lo dirá.

Papakouly respira aliviado. Ya no tendrá que dar, ni pedir más explicaciones. Tras el parón navideño su mente estará puesta exclusivamente en la Copa de África y a partir de ahí, terminar de la mejor manera posible su vinculación con la entidad granota.

Del mismo modo, Quico Catalán se ahorrará el sofoco de una renovación fallida y que formaba parte de un protocolo de buenas intenciones para contentar el bolsillo de un futbolista que, desde hace un año, no quiere saber nada de su presidente.

Así pues, tanto uno como otro dotarán de normalidad sus respectivos comportamientos y no forzarán situaciones embarazosas. A estas alturas del partido nadie debería dudar de la profesionalidad del mediocentro africano, ni el presidente debería forzar en este mercado de invierno la venta desesperada de su jugador franquicia pensando en términos de pura rentabilidad económica. ¿Qué club pagaría un traspaso en enero por un futbolista que no disfrutaría hasta febrero y es un agente libre? Ese tren ya pasó.

Ahora, el cañón de luz hay que enfocarlo hacia Manolo Salvador, que no tiene margen de error en la elección del sustituto, porque cuatro o cinco jornadas sin Diop en pleno mes de enero pueden congelar al Levante en la clasificación y enviarlo a Segunda. Dicho queda.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?