Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

La piscina municipal de Campanillas sólo se podrá utilizar en verano

El ayuntamiento prevé eximir del pago de un canon a los nuevos adjudicatarios del equipamiento a cambio de que sufraguen los desperfectos del recinto

Una década después de que fuera instalada ilegalmente, la cubierta de la piscina municipal de Campanillas, ubicada en calle Fausto de la capital malagueña, será eliminada y este equipamiento pasará a ser una piscina sólo para el verano. Así lo da por hecho el ayuntamiento de Málaga, que sigue trabajando en el pliego de condiciones para volver a sacar a concurso la gestión de esta piscina, que tuvo que ser rescatada tras el rosario de irregularidades sobre todo de índole urbanística acumuladas por el anterior adjudicatario. La razón que esgrime el consistorio para que esa cubierta sea retirada es que tiene tanta altura que climatizar la piscina sale muy caro, tal y como explica el concejal de Deportes José del Río: “Yo creo que el nuevo concesionario irá en la línea de que sea una piscina estival, de temporada. Es difícil que se pueda mantener la cubierta porque tiene muchísimos metros de altura y supondría un gasto muy fuerte en mantenimiento energético”.

Por otro lado, el consistorio se plantea no cobrar ningún canon a los nuevos adjudicatarios, al menos durante un tiempo, a cambio de que reparen este equipamiento, dado el estado de deterioro en el que ha sido recibido por el ayuntamiento, que no rescató la piscina hasta este año a pesar de que las irregularidades se remontan a hace una década. El equipamiento lleva cerrado desde febrero del año pasado y la intención municipal es poder abrirla para el verano, pero para eso antes pretende adjudicarla de nuevo y que los privados paguen los desperfectos; como forma de compensarlos, se plantea eximirlos de pagar el canon municipal durante años, hasta el equivalente al coste de las reparaciones.

Lo que no está claro es si el ayuntamiento le está exigiendo al anterior adjudicatario los cerca de 26.000 euros en los que se cifró la compensación que éste debía pagar al consistorio tras las multas por las irregularidades urbanísticas y después del estado de deterioro en el que ha recibido las instalaciones.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?