Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Rescatan a una montañera donostiarra tras caer por un barranco

La montañera, de 58 años, se precipitó a un barranco de más de 40 metros de altura y sufrió múltiples traumatismos y una fuerte hipotermia

Una montañera, vecina de San Sebastián y de 58 años, se precipitó este fin de semana a un barranco de considerable altura cuando descendía del refugio de Respomuso en el pirineo oscense. La mujer que formaba parte de un grupo de 6 personas tuvo que ser rescatada por la unidad de montaña de la Guardia Civil.

Según las informaciones transmitidas por la unidad de montaña de la Guardia Civil, la montañera herida tropezó y cayó rodando por una ladera hasta llegar a un cortado de unos 20 metros. Acto seguido, acabó precipitándose en una poza de agua al fondo del barranco. La mujer herida sufrió múltiples traumatismos y una hipotermia importante, por lo que fue abrigada con las ropas de los agentes que participaron en las labores de salvamento. El rescate fue muy aparatoso laborioso debido a las complicaciones que ofrecía el terreno teniendo en cuenta que se encontraba a 40 metros de altura y al riesgo de que pudieran caer piedras de la zona alta. El frío intenso que se registraba a esas horas de la madrugada complicó igualmente las labores de rescate.

Fueron necesarias más de dos horas de trabajos para poder sacar a la montañera donostiarra del barranco en el que se encontraba y subirla hasta un camino próximo. Antes de desplazarla en camilla hasta el lugar donde se encontraba la UVI móvil, los miembros de la unidad de rescate en montaña se encargaron de instalar un punto caliente para que la mujer, afectada de hipotermia, pudiera recuperar la temperatura. Tras una hora de porteo a hombros y cuando eran las dos de la madrugada, finalmente se llegó hasta la ambulancia que trasladó a la rescatada hasta el Hospital de Huesca donde quedó ingresada.

En el rescate tomaron parte efectivos del equipo de montaña de la Guardia Civil de Panticosa junto con la Sección de Montaña de Jaca y un médico. “Bajaban todos perfecto y ella se debió tropezar” nos han contado desde el refugio de Respomuso, un albergue de montaña ubicado a 2.200 metros de altitud. “No hay nieve y el terreno está en buenas condiciones para la práctica de la montaña con crampones y piolets, y hay trocitos de hielo” señalan desde este refugio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?