Domingo, 11 de Abril de 2021

Otras localidades

tribunales

“Sentía que la niña era mía”

Hoy ha tenido lugar el juicio por el bebé robado en el Hospital Donostia el pasado año 2012. La acusada ha admitido que se llevó a la niña porque sentía que era suya

“Sentía que la niña era mía”

Hoy a las 9. 30 de la mañana se ha celebrado el juicio contra la mujer que en la madrugada del 25 de noviembre de 2012 robó a una recién nacida del Hospital Donostia. La procesada accedió a la cuarta planta y comenzó a deambular por los pasillos, donde fue detectada por las enfermeras, que dieron aviso al servicio de seguridad tras lo que fue desalojada de las instalaciones. Sin embargo, la mujer regresó alegando que tenía que ir a urgencias de ginecología, aunque hoy ha confesado que fue porque sentía que la niña era su hija.

En ese momento entró en una habitación donde dormían los padres de una niña nacida dos días antes. Allí, se excusó ante otra pareja con la que compartían habitación diciendo que era la tía del bebé y que debía llevárselo para una revisión. De hecho, los compañeros de habitación estuvieron hablando unos minutos con ella, “que actuaba muy normal. Estuvo hablando con mi mujer, que si tenía una hija de 9 meses… y al rato nos dijo que nos iba a dejar descansar”.

Al rato apareció una enfermera preguntando si los bebés se encontraban ahí, a lo que los padres de la niña asintieron ya que todavía no se habían percatado de que alguien se la había llevado. Fue en ese momento cuando se dio la voz de alarma y los compañeros de habitación avisaron de lo ocurrido.

La acusada ya había salido del hospital en aquel momento. Cogió un taxi y “sin saber a dónde ir” acabó en el Ayuntamiento pidiendo alimento y pañales para “mi hija”. Los guardias, que conocían que había desaparecido un bebé del hospital, sospecharon de la mujer, que acabó detenida y se negó a declarar.

La Fiscalía de Gipuzkoa ha calificado el robo como un delito de detención ilegal por el que reclama tres años de cárcel.

Se trata del primero de los dos casos que ha sufrido el centro en los últimos 16 meses, ya que el pasado 17 de enero otra mujer ataviada con una bata blanca se hizo pasar por personal sanitario y se llevó a otro recién nacido, aunque no llegó a abandonar la planta porque levantó las sospechas del personal. A raíz de los robos se han reforzado los protocolos de seguridad y actualmente los padres no pierden el contacto con el niño porque las pruebas se realizan en la misma habitación.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?