Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 08 de Diciembre de 2019

Otras localidades

“Cada vez que piden a Izagirre liderazgo, me echo a temblar”

El viceconsejero de Cultura de Gobierno Vasco Joxean Muñoz ha pedido al alcalde de San Sebastián “que se ponga al servicio de DSS2016 y no al revés”

El Gobierno Vasco ha dicho basta. El viceconsejero de Cultura Joxean Muñoz ha asegurado que “en apoyo a la capitalidad cultural hemos intentado ser cuidadosos y prudentes, pero viendo que el alcalde lleva su propia comunicación al margen de la Fundación Donostia 2016, eso se ha acabado”. Muñoz ha dejado claro su apoyo a la oficina y el equipo técnico liderados por Pablo Berástegui y Xabier Paya “que están haciendo un gran trabajo y apoyamos los valores que quieren desarrollar en la capitalidad y por lo importante que es este proyecto para el territorio”, pero “es hora de que el alcalde se ponga al servicio de la capitalidad y no utilizar este proyecto a su servicio y al de su manera de entender la sociedad donostiarra y la sociedad en general” y añadía el viceconsejero que “cada vez la oposición municipal o alguien le pide más liderazgo a Izagirre yo me echo a temblar” porque según opinaba Muñoz “porque el alcalde entiende el liderazgo de una manera muy concreta y liderar no es ponerse por delante del resto y poder soltar los mensajes que a él le interesa soltar” y finalizaba deseando que “le dejaran liderar a Pablo Berástegui de una vez, sería mucho mejor y que fuéramos cada vez más serios en la gestión del proyecto”.

el alcalde izagirre reclama unidad

El alcalde Juan Karlos Izagirre, ha pedido al Gobierno Vasco que “aporte en positivo” al proyecto Donostia 2016, en lugar de “perjudicar la celebración de la cumbre de Kontseilua y de este modo el ámbito euskaltzale y al euskera y en definitiva, la imagen de todo el proyecto 2016”. El primer edil recuerda que el 1 de abril de 2014 se aprobó el proyecto, con el apoyo del Gobierno Vasco, “algo que en ese momento no generó ningún problema” apunta. Izagirre no cree que el apoyo del Gobierno Vasco a la demanda del Ministerio “sea positiva para nadie, porque perjudica a Donostia 2016, a su oficina, a la mayoría del Patronato y en este caso también a Kontseilua y todas las entidades que representa” ha señalado. Por último, Izagirre hace un llamamiento a la unidad, y emplaza a todas las instituciones a seguir juntos el camino marcado con la visita a Bruselas, “donde todas las instituciones representadas en 2016 fuimos de la mano, defendimos el proyecto” concluye.

El viceconsejero ha revelado Izagirre aprovechó el impás entre la salida de Xabier Paya de la dirección transitoria y la incorporación de Pablo Berástegui como director general, para sacar adelante el convenio con Kontseiua para organizar la cumbre sobre lenguas minoritarias, con una subvención de más de 400.000 euros y que lo hizo “utilizando su mayoría para imponerlo, sin contar con la opinión del resto de miembros del patronato y sin proporcionar documentación alguna y sin buscar ningún tipo de consenso”. Además, Joxean Muñoz se sorprendía de la presencia de Pablo Berástegui “en la primera fila de una presentación que era de Kontseiua, yo creo que de ahí podemos deducir la presión que el alcalde ejerce sobre la propia capitalidad, entonces pienso que el hecho revela bastante bien que no se le ha permitido mantenerse en una situación más prudente y más neutral para que estuviera allí y dijera públicamente que él está con el proyecto de Kontseiua”. Muñoz explica esta situación porque “a Pablo Berástegui cuando llega a la capitalidad, entre las labores que tiene que desarrollar, una de estas es sacar adelante este proyecto con Kontseiua, porque lo tiene en la hoja de ruta que le marcan, porque se lo han impuesto. Curiosamente es la única tarea que le viene impuesta”.

El representante del Gobierno Vasco ha subrayado que desde el ejecutivo apoyan la cumbre sobre lenguas minoritarias, “pero protestamos, nosotros y el Ministerio de Cultura, por la manera de hacer las cosas, por la imposición y por no dejar opinar. Nos quedamos fuera y sin derecho a tener información”. Señalaba Muñoz que “curiosamente ésta es la única vez que esto pasa, otros acuerdos se presentan al patronato para debatirlos y aprobarlos, pero este no”. Y finalizaba el viceconsejero afirmando que le parece “especialmente grave que se utilice el tema del euskera para imponer. Lo que tendría que ser un tema consensuado y donde se buscara el acuerdo entre diferentes, se decide de manera unilateral” y volvía a ofrecer la posibilidad de “utilizar la fórmula de contar con otros agentes para gestionar esta cumbre. Por parte del alcalde no ha habido ningún gesto para hablar y me parece significativo” y decía también que “un tema así no se puede hacer sin la colaboración de las instituciones públicas y el resto de agentes culturales. Es grave que no se trate de encontrar acuerdos entre diferentes cuando precisamente es esa la intención de esta capitalidad cultural”.

Tras estas declaraciones, la oposición en el Ayuntamiento de San Sebastián está totalmente de acuerdo en que el proyecto de la capitalidad se está haciendo al servicio del alcalde Izagirre y del gobierno de Bildu, y que no permiten que nadie más participe. Por su parte, la concejala de Infraestructuras y Servicios Urbanos, Nora Galparsolo, se defendía diciendo que el Gobierno Vasco “intenta, mediante ataques, que se haga lo que ellos quieren y que no están atacando al alcalde sino al proyecto y a todos los donostiarras”. Ha añadido, además, que “Izagirre ha sido el mayor defensor del proyecto”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?