Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 21 de Febrero de 2020

Otras localidades

La temporada 2015/16 podría arrancar con 21 equipos en Primera

El TAD podría devolverle al Almería los 3 puntos con los que fue castigado por la FIFA pero la resolución no será firme hasta que falle el Tribunal de Arbitraje internacional

()

En el verano de 1995 el Celta y el Sevilla, descendidos de categoría desde los despachos, fueron readmitidos antes del inicio de la competición por aclamación popular y sorprendentemente la liga española arrancó con 22 equipos.

Como consecuencia del recurso presentado por el Almería ante el TAS (Tribunal Arbitral del Deporte Internacional), por la sanción que le impuso la FIFA con la pérdida de 3 puntos al no haber satisfecho a tiempo los derechos de formación y solidaridad del danés Michael Jakobsen fichado en junio de 2010, este próximo mes de julio podrían darse una serie de circunstancias que obligarían a organizar una Liga irregular en Primera división con 21 equipos y que forzaría el descanso de un club en cada jornada.

A efectos clasificatorios para la Federación Española, que ya ha ejecutado la sanción, el Almería posee 22 puntos, mientras que para la LFP el conjunto andaluz tiene 25 puntos, ya que todavía no hay una sentencia firme hasta que resuelva el TAS y aquí es donde radica el verdadero problema porque nadie puede precisar cuándo fallará el Tribunal internacional.

La última referencia la tenemos con la Federación de Marruecos que ha tenido que esperar cuatro meses para que el TAS anulase la sanción que le impuso la Confederación Africana de Futbol excluyéndole de las dos proximas participaciones de la Copa de África tras negarse a que en su país se celebrase la última edición por un importante brote del virus del ébola que llegó a cerrar algunas fronteras del continente africano y que obligó a un cambio de sede.

Con estos antecedentes, si el Almería, tras la última jornada, ocupase puestos de descenso, pero su distancia con la permanencia fuera inferior o igual a 3 puntos, por aquello de los dobles o triples empates, y el TAS no hubiera resuelto el litigio, la RFEF a partir del 1 de julio iniciará la fase de inscripción de los 20 equipos de Primera que participarían en la siguiente temporada y entre los que no estaría el Almería porque formaría parte de los 22 clubes que militarían en Segunda.

El problema para la Liga se produciría si en la segunda quincena de julio o en la primera de agosto, con el calendario sorteado y con los equipos de pretemporada, el TAS acaba dándole la razón al Almería y el club andaluz pide su inmediata readmisión en Primera.

Según las fuentes consultadas por la Cadena SER, tanto la RFEF como la LFP tendrían que reorganizar la competición con 21 equipos en Primera y otros 21 en Segunda con el trastorno que ocasionaría la disputa de dos ligas impares.

Además, este conflicto no solo afectaría a la planificación del calendario, sino que podría perjudicar a los clubes implicados esta misma temporada en competiciones europeas y hasta la propia Selección Española, por el segundo recurso que presentó el Almería ante el TAD (Tribunal Administrativo del Deporte) y que podría resolver el viernes 17 de abril.

La Federación Española, que ya ejecutó la sanción, no considera como órgano competente al TAD (adscrito al Consejo Superior de Deportes) para resolver ningún litigio que se produzca entre un club español y la FIFA, porque la propia RFEF en el artículo 1.4 de sus Estatutos, solo reconoce al TAS (Tribunal de Arbitraje Internacional) y mientras la corte de Lausana no dirima este contencioso, la RFEF y sus clubes afiliados tienen que respetar y deben cumplir las decisiones de la FIFA.

Por este motivo, el juez único de Competición de la RFEF le ha enviado, a instancias del presidente Ángel María Villar, un informe al Consejo Superior de Deportes advirtiéndole que si el TAD entra en el fondo de un asunto que no es de su competencia, tendrá que comunicarle al presidente de la FIFA, Joseph Blatter que el Gobierno de España se ha entrometido en su jurisdicción y en consecuencia el máximo organismo del fútbol mundial podría aplicar su código disciplinario sancionando a la propia RFEF por no respetar su decisión.

Si la FIFA castigase con dureza a la Federación Española podría afectar a los clubes que participan en competiciones europeas y al combinado que dirige Vicente Del Bosque con la posible exclusión de sus próximos compromisos internacionales.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?