Jueves, 09 de Julio de 2020

Otras localidades

LIGA ACB/ BALONCESTO SEVILLA 83- 91 LABORAL KUTXA

El Baskonia vence con suspense en Sevilla (83-91)

Los vitorianos, impulsados por un gran Causeur (25 puntos), ganan un partido que tenian encarrilado antes del descanso con 18 puntos de ventaja

Adams intenta una penetración ante la oposición de Berni Rodríguez

Adams intenta una penetración ante la oposición de Berni Rodríguez / Foto ACB

El Baskonia mostró, de nuevo, dos caras bien distintas en Sevilla. Una buena primera parte con un gran acierto triple que lanzó a los vitorianos en el marcador con ventajas de hasta 18 puntos y una segunda donde el equipo se cayó en un mal tercer cuarto que pudo costarle un disgusto. Menos mal que Causeur y San Emeterio salieron al rescate para dar la tercera victoria a domicilio, la decimosexta en liga.

El arranque del choque fue de color vitoriano. El equipo venía muy tocado de la eliminación en Euroliga, pero pronto se encontró con el juego que le gusta, rápido, vivo y con gran acierto. Los triples se fueron sucediendo casi sin fallo, San Emeterio abrió el recital para continuar Causeur e incluso el propio Shengelia, que volvía a la ACB tras los cinco partidos de sanción. Los sevillanos sobrevivían gracias al acierto de Penney. El partido se fue del 12-16 al 14-29 en un suspiro. Un parcial de 2-13 abrió el camino fácil de un Baskonia superior y con instinto asesino. La ventaja se fue ampliando en el segundo cuarto, con un Adams que quiso tapar sus carencias en la dirección con su hambre anotadora, 9 puntos en el  segundo período para un total de 12. Todo parecía casi resuelto al descanso, vistas las prestaciones de unos y otros. La efectividad baskonista con porcentajes por encima del 60% en tiro de dos y tres contrastaba con la impotencia de los de Casimiro que se equivocaron al querer jugar a lo mismo que su rival pero sin puntería. Tras unos buenos veinte minutos, el 39-56 parecía que dejaba casi cerrado el choque.

Pero la montaña rusa que es este Baskonia, pasó de estar arriba a caer al subsuelo sin red de seguridad. Una canasta de Causeur colocaba la máxima renta del choque, 18 puntos,  al inicio del tercer período (39-58). Después, el temido cortocircuito que a punto estuvo de electrocutar al equipo. Laboral Kutxa desapareció. Sin noticias de nadie. Ni Causeur, ni San Emeterio, sin juego interior, ni rebote, ni ganas. Un bajón inexplicable, o quizás si, contestado por los sevillanos con fe y deseo. La apatía de un conjunto apaleado en una semana, tras las derrota en Tenerife y el mal partido en Málaga,  fue contagiosa. Poco a poco los de Luis Casimiro acortaron diferencias. Sin desplegar un gran juego, pero ordenados en defensa y ataque. Penney, Porzingis y Berni fueron sumando para su equipo, mientras que en el Baskonia casi todos restaban. De las 5 pérdidas a las 13, para un total de 18. Cero triples de siete intentos. Mal camino para lograr la victoria.  En diez minutos, la renta baskonista había sido dilapidada por los locales que tras un parcial 24-9 se pusieron 63-65. Había partido y un último cuarto de sufrimiento.

Justo de fuerzas y anímicamente tocado, el Baskonia pudo sobreponerse gracias a Causeur (25 puntos)  y San Emeterio (15 puntos) que con la ayuda en defensa de Iverson fueron decisivos  para dar la tercera victoria a domicilio en liga ACB para Laboral Kutxa.

Una victoria que rompe una semana negra, y que sirve para dar aire a una plantilla que necesita ya la llegada del nuevo fichaje para dar oxígeno en la rotación. Causeur fue el mejor baskonista con 25 puntos y 29 de valoración, pero el francés jugó 38 minutos, otra pechada que esperemos no pase factura al galo en el tramo final de la temporada.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?