Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"Trabajo un día por semana asi que renuevo mi tarjeta de paro también cada semana"

Es uno de los testimonios de personas desempleadas que hemos recogido en la oficina de Lanbide del barrio bilbaíno de Rekalde donde encontramos sobre todo jóvenes, mayores de 45 años, extranjeros y entre ellos muchas mujeres

Por la oficina de Lanbide en el barrio bilbaíno de Rekalde pasan cada día, sin aglomeraciones porque acuden con cita previa, un buen número de personas en un goteo constante para realizar distintas gestiones relacionadas fundamentalmente con situaciones de desempleo: actualizar su tarjeta, darse de alta como parado tras un despido o renovar la RGI. La excepción, el joven que se persona para comunicar el comienzo de un nuevo contrato en el sector industrial. Destacable resulta la presencia de extranjeros, seguidos de jóvenes y mayores de 45 años y entre todos ellos un mayor número de mujeres.

Una joven que realiza encuestas explicaba que trabaja sólo a veces, cuando la empresa para la que suele hacerlo necesita de sus servicios, pero ahora mismo no cobra paro. Otro bilbaíno, un pintor de 53 años lleva dos años parado y tiene dos hijos: uno en el instituto y otra en la universidad y no ve posibilidad de trabajar ni en su gremio ni en otros debido a su edad.

El mayor de ellos, de 60 años, ha sido despedido recientemente de la empresa en la que ha trabajado durante 40 años. Le sigue en edad un hombre de 59 años que vive gracias a sus 4 hijos, que afortunadamente trabajan, porque él lleva varios años parado y se queja de la confusión que rodea a las personas de su edad: unas veces le dicen que es joven para jubilarse y otras que es mayor para trabajar. El caso más sangrante, el de una mujer mayor de 50 años, que trabaja en el sector de la limpieza un día por semana, y que por tanto debe acudir también cada semana a darse de alta en el paro según concluye su única jornada semanal de trabajo.

El futuro lo ven “complicado, pero no pierdo la esperanza. / Yo espero que las cosas cambien pero llevamos así mucho tiempo y así seguimos./ Cada día hay menos trabajo, la gente no hace más que robar dinero y la clase media somos los que pagamos los platos rotos./ Tienes que agarrarte a lo poco positivo que haya y hacer cursos de formación” explican los entrevistados.

 

El mensaje a los políticos: “Con todo lo que han robado llegaría para mucho. / Van a seguir haciendo lo que quieran así que les vote quien quiera, porque yo, no./ Tienen que mirar a la juventud. Tienen que tener menos postureo y dar más facilidades a quienes nos queremos formar y carecemos de recursos económicos, porque dicen mucho pero luego en la práctica no es tan fácil”, concluyen quienes quisieron contarnos esta parte de su historia personal junto a la oficina de empleo de Rekalde.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?