Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 29 de Febrero de 2020

Otras localidades

La exigencia de ser cuartos

Valencia Basket recibe a Bilbao en La Fonteta con la duda muy seria de Pau Ribas y, sobre todo, la obligación de ganar el partido y asegurar el factor cancha en la primera ronda de playoffs

elcorreo.com

"Una de las exigencias que nos marcamos a principio de temporada era jugar las semifinales, acabar entre los cuatro primeros". La frase es de Paco Raga, director general de Valencia Basket. A quien corresponda. El momento elegido para pronunciarla no es casual, ni mucho menos. Raga, hombre fuerte de Juan Roig en La Fonteta, quiso alzar la voz el pasado miércoles, tres días antes del partido, para resaltar la importancia del compromiso ante el Dominion Bilbao Basket. 

Todo lo que no sea clasificarse para la segunda ronda de playoffs supondría un fracaso rotundo. Tras la decepción que supuso la eliminación de Euroliga a las primeras de cambio, las series finales de la Liga Endesa son el clavo ardiendo al que se aferra la cúpula de Hermanos Maristas antes de iniciar un verano que podría ser movido. No es descartable el cambio de entrenador ni la salida de jugadores de la primera plantilla con contrato en vigor.

Pero esa será otra historia. A corto plazo, el vestuario únicamente piensa en Bilbao. Un equipo complejo, distinto, poco previsible, en el que la gran mayoría de jugadores disponen de opciones libradas para tiros abiertos, incluidos interiores como Marko Todorovic o Axel Hervelle. Para encontrar esas vías de pase abierto, es fundamental el trabajo en la dirección de dos bases experimentados, con gran capacidad para asistir. Quino Colom y Raúl López generan múltiples posibilidades en estático. 

El dominio del pick and roll para un tiro rápido y la mentalidad de extra pass que Sito Alonso ha inculcado en su plantilla convierte a Dominion Bilbao Basket en un equipo capaz de vivir por encima de la barrera de los ochenta puntos. Con el peligro que ello conlleva para un Valencia Basket que precisamente no ha hecho de la defensa virtud. El conjunto taronja sigue siendo el segundo que más puntos encaja en toda la Liga ACB. Así analiza el partido Carles Durán:

 

Dos claves fundamentales. La primera: ganar de tres puntos. El 82-80 en Miribilla de la primera vuelta obliga a Valencia Basket a conseguir esa renta para certificar la cuarta plaza pase lo que pase en la última jornada ante Fuenlabrada en el Fernando Martín. Y la segunda: Pau Ribas. El comboguard sigue siendo duda para el partido. Ya ha superado el síndrome compartimental tibial anterior en su pierna derecha, pero arrastra una sobrecarga muscular en los isquiotibiales de la que no se ha recuperado al 100%. Su participación o descarte se decidirá horas antes del inicio del encuentro.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?