Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 07 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Un jardín de juegos en el Hospital 12 de Octubre

La Fundación Juegaterapia ha inaugurado en la azotea del Hospital 12 de Octubre un parque infantil para los niños enfermos

Cada año ingresan en el Hospital 12 de Octubre unos 7.000 niños. Ellos también pueden disfrutar al aire libre del buen tiempo que está haciendo en la capital, ya que el pasado jueves se inauguró un parque infantil en la azotea de este hospital madrileño. La iniciativa viene de la Fundación Juegaterapia, que se dedica a ayudar a los menores que pasan largas temporadas dentro de un hospital y se enfrentan a tratamientos médicos muy duros. ‘El jardín de mi hospi’, como se ha bautizado a este proyecto, pretende que los niños tengan una estancia más llevadera y puedan recuperar la sonrisa jugando en este jardín de 800 metros cuadrados lleno de plantas, flores, porterías de fútbol, espacios para la relajarse y zonas de juego repletas de color.

La responsable de prensa de Juegaterapia, Lourdes Amaya, que pasó hoy por los micrófonos de Cadena SER, explicó que se ha construido este jardín porque “los niños lo que tienen que hacer es jugar y divertirse en todas las circunstancias y si están ingresados durante meses en un hospital todavía es más importante”. Todos los niños ingresados en cualquiera de las cinco unidades pediátricas del Hospital 12 de Octubre podrán disfrutar de esta azotea junto a sus familiares. Según indicó la enfermera de la planta de cirugía cardiaca infantil Marta Martín, “hay niños que tienen que pasar muchísimo tiempo ingresados en el hospital y no ven la calle a lo mejor en tres o cuatro meses porque están día y noche metidos en un cuarto”. Por ello, ‘El jardín de mi hospi’ es para ellos una forma para dejar de identificar el hospital con algo únicamente negativo.

Del diseño del jardín se ha encargado la arquitecta Belén Moneo de forma totalmente desinteresada. Para ello, pidió consejo a los propios niños del hospital, que le entregaron dibujos de su patio ideal. “Recibimos muchísimas peticiones, pero algunas se repetían: querían columpios, agua, colores, sombra… Y creo que pudimos complacer y hacer un jardín en el que todos encontraron un sitio”, contó esta arquitecta, para quien ha sido “un lujo” poder dedicar tiempo a este proyecto y ver ahora a los niños contentos una vez terminado el trabajo. “Me ha hecho muchísima ilusión poder participar y contribuir de alguna manera a que los niños puedan tener un espacio para su juego y su imaginación y les pueda trasladar a otro sitio. Me parece que puede ser una forma de adentrarse en otros mundos diferentes al hospital”, expresó.

Los niños están emocionados con la llegada de este patio al hospital, pero también los padres, que ven una válvula de escape en este espacio. María Jesús, la madre de Yago, un niño de cuatro años ingresado el 12 de Octubre, intervino en el programa por teléfono desde el hospital para contar lo contento que se pone su hijo cuando sale a la azotea. “Desde que se despierta está pensando en el jardín, en subir a disfrutar. Está encantado, porque para él es un soplo de vida y le da un subidón y una energía impresionante”, dijo. Pero, según contó, también es un respiro para los padres, que se relajan hablando al aire libre mientras ven a sus hijos, esos pequeños héroes, felices.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?