Últimas noticias Hemeroteca

La Gran Factoria Alternativa

La todavía península de Zorrozaurre esconde entre ruinas industriales y algunas factorías en activo tres grandes ofertas de innovación y cultura: Zorrozaurre Art Work in Progress (ZAWP), Pabellón 6, el espacio Open, dos escuelas de circo y una de skate

 “Lo que yo pensé es que si el Astillero Euskalduna, se iba y se convertía en el Palacio de Música y Congresos, los talleres de la Ribera de Deusto y Zorrozaurre, que eran en muchos casos subsidiarios de ese gran astillero, por lógica, tenía que convertirse en el espejo de ese gran buque que iba a ser el Palacio de Música y Congresos Euskalduna.

Si allí se iba a hacer cultura, aquí (en Zorrozaurre) se tenía que hacer cultura” Lo pensó Manu Gómez Álvarez, cuando la península de Zorrozaurre, industrial hasta la médula, caminaba hacia la ruina. Manu Gómez fue hace 17 años uno de los impulsores de La Hacería, sala de exhibición de artes escénicas y ahora es el presidente de Zawp (Zorrozaurre Art Work in Progress), movimiento social y cultural que nace precisamente de la asociación Hacería.

“Cuando se hace público el Master Plan para Zorrozaurre, de la arquitecta Zaha Hadid, decidimos que teníamos que hacer algo en el mientras tanto. Ese periodo de 30 años donde la gente piensa en qué va a haber, nosotros pensamos en qué va a haber durante esos 30 años”, explica Tania Díaz responsable de comunicación de Zawp.

Hacia la mitad de la península, frente a la ría, un breve túnel da acceso a la placita donde aparecen inmersos en viejos pabellones industriales remozados, Gabiria, un antiguo taller, ahora sala polivalente de exhibición, en la que todo tiene cabida: música, monólogos, karaoke, festivales o mercados. Frente a él, Pabellón 6, el sueño de Ramón Barea: un lugar para el teatro todo el año. Ambos Gabiria y Pabellón 6 cuentan con oferta hostelera: pizzas, quesadillas o kebabs para facilitar que sus visitas puedan pasar el día en la zona sin desplazarse fuera a comer, al tiempo que supone una fuente de ingresos para la financiación de sus proyectos.

Junto a Pabellón 6 ZawpLab es un laboratorio de creación en que los residentes pueden trabajar, vivir o ambas cosas en los módulos (contenedores) reconvertidos para ello y donde ahora conviven un obrador de pastelería casera, un estudio de imagen y sonido, una artista de flamenco y un fotógrafo.

Finalmente Etc02 es un espacio de trabajo compartido por un taller de ukeleles, una artesana de muebles de cartón, o un restaurador de antigüedades entre otros.

Zawp celebra con cada cambio de estación el Festival Zona Franca, escaparate para el trabajo de residentes y visitantes de cualquier disciplina, y varios mercados como Mume, el mercado de la música, los últimos domingos de mes, un mercado motero y el Lindy Hop, taller de baile de música Swing, los terceros sábados de mes. Todos los sábados por la mañana ofrecen talleres infantiles.

Actividades infantiles que también se dan cita en Pabellón 6 donde, además de la programación estable que mantienen todo el año, el propio Ramón Barea ejerce en ocasiones de “aitite cuentacuentos”, podemos ver a Itziar Lazkano sentada en una mesa o a Felipe Loza preparando unas hamburguesas para su público. No se olvidan de lo suyo: preparan el nuevo cabaret que estrenarán el próximo mes de agosto y barruntan algo sobre un musical infantil.

Avanzando un poco más hacia la punta de Zorrozaurre se encuentra la antigua fábrica de galletas de Artiach donde en el Espacio Open, una vez más, conviven oficios tradicionales como electricistas o ebanistas con una empresa de impresoras 3D, un txoko tecnológico o un taller de artes escénicas. La guinda de este segundo espacio la pone el mercadillo Open Your Ganbara, “donde se puede acudir como diseñador o simplemente para vender lo que sobra en nuestros trasteros. La fábrica de galletas es un gran ecosistema vivo de industria tradicional y creativa. Nos gusta mucho la transferencia entre ambas que se produce en el día a día,” explica su responsable Nerea Díaz.

La fábrica de galletas Artiach recibirá en septiembre a una de las dos escuelas de circo que desarrollan su actividad en la futura isla: Zirkozaurre, que ahora se encuentra junto a la antigua Papelera Nervión. Pero su pabellón será derruido este mismo año y se van a Artiach. La otra escuela, ubicada casi en la punta de la península, se llama Karola Zirko Espazio. Ambas ofrecen talleres y cursos de clown, ejercicios aéreos, acrobacias y otras especialidades circenses.

Artiach acoge también una escuela de skate y un rocodromo de interior. Piugaz, éste último se encuentra en su parte trasera. La antigua Papelera Nervión será también, en un plazo aun por determinar, una fábrica de creación. De titularidad municipal y tras algunos problemas de descontaminación de suelos, sus obras concluyen este mes de junio y la instalación, de grandes dimensiones, que contempla también un servicio de hostelería, está pendiente de obtener su licencia de actividad. Todo un mundo de innovación, cultura y nuevas formas de concebir vida y costumbres que reaniman mientras tanto la ruina en que se habían convertido esos viejos pabellones industriales de Zorrozaurre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?