Miércoles, 25 de Mayo de 2022

Otras localidades

LEVANTE UD - VENTA

Los accionistas minoritarios decidirán el futuro del Levante

Si el Patronato aprueba la venta, se convocará una Junta General en la que los levantinistas tendrán la última palabra porque la Fundación no podrá votar

GRA242. VALENCIA, 22/07/2015.- El empresario estadounidense Robert Sarver a su llegada esta tarde a un hotel de Valencia donde se ha reunido con los patronos de la Fundación Cent Anys del Levante UD, propietaria del paquete mayoritario de acciones del club valenciano, para explicarles los detalles de su oferta de compra, que ronda los 55 millones de euros. EFE/Manuel Bruque.

GRA242. VALENCIA, 22/07/2015.- El empresario estadounidense Robert Sarver a su llegada esta tarde a un hotel de Valencia donde se ha reunido con los patronos de la Fundación Cent Anys del Levante UD, propietaria del paquete mayoritario de acciones del club valenciano, para explicarles los detalles de su oferta de compra, que ronda los 55 millones de euros. EFE/Manuel Bruque. / MANUEL BRUQUE (EFE)

El moderado optimismo de Robert Sarver a la salida de la reunión con los patronos contrasta con la realidad de lo que puede suceder en las próximas semanas, porque el inversor norteamericano sabe que su propuesta todavía tendrá que superar dos filtros granotas.

El primero de ellos, un Patronato de la Fundación que se celebrará el próximo martes en el estadio Ciutat de Valencia y en el que se necesitarán 22 votos favorables de los 33 presentes para que desde un punto de vista institucional la Fundación apruebe la venta de su paquete accionarial.

Si se cumple este primer requisito, habrá que esperar a la segunda semana del mes de septiembre para que en una Junta General los accionistas minoritarios elijan que quieren hacer con el futuro de su club, porque la nueva Ley de Sociedades de Capital impide que la Fundación pueda votar como parte interesada en el proceso de adqusición de bienes inmuebles como la Ciudad Deportiva de Buñol y el estadio Ciutat de Valencia, que son una de las condiciones innegociables del acuerdo.

Este nuevo escenario deja en manos del 30 por ciento del capital social la decisión de si el Levante se le vende a un señor de Arizona o sigue en manos de la Fundación.

En estos momentos la familia Boluda, José Luis López, Miguel Ángel Ruiz y Jesús Crespo, que aglutinan el 6,5 por ciento consideran que no es urgente, ni necesario vender el club y su voto será negativo. 

Otros accionistas, que poseen un porcentaje significativo como Emilio Pechuán, José Tomás o Vicente Izquierdo todavía no se han posicionado y sus titulos también podrían ser determinantes.

El contrapeso al 'NO' será el SAM, encabezados por Valentín Serrats que defienden la venta a Robert Sarver y que han tenido que reconstruir un sindicato que había expirado con el objetivo de convertirse en una fuerza que aune a todo los pequeños accionistas que sean partidarios de la llegada del propietario de los Phoenix Suns de la NBA o en caso contrario el Levante seguirá en manos de su Fundación y con un Consejo de Administración que renovó su mandato hasta el 31 de diciembre de 2019.

CINCO AÑOS CON SARVER

El banquero estadounidense no podrá vender el club a un tercero en cinco temporadas y la Fundación se reserva un derecho de tanteo por ese mismo periodo.

La comisión negociadora granota y la consultora PricewaterhouseCoopers han atado en corto a Robert Sarver como se ha puesto de manifiesto en dos de los momentos de máxima tensión que se han vivido en las negociaciones que han culminado con éxito y a la espera de lo que decida el Patronato de la Fundación en la reunión que tendrá lugar el próximo martes.

Sarver llegó a levantarse de la mesa y abandonó una de las reuniones por espacio de diez minutos cuando se le exigió que ampliase las garantías por valor de 16,3 millones de euros correspondientes a los dos préstamos con La Caixa y Cajamar. El banquero no podía creerse que la operación se interrumpiera porque PwC considerara insuficientes los avales que su grupo financiero había presentado.

Cada minuto parecía una hora y la operación podía saltar por los aires, pero Robert Sarver irrumpió en la sala para retirar los avales y confirmar que se comprometía al pago en efectivo de los 16,3 millones en el momento de la firma. Fin del problema.

El segundo escollo fue la opción de recompra ligada a unas mínimas garantías de estabilidad en el proyecto. El mensaje sobre sus intenciones de potenciar la plantilla y reforzar la estructura del club a medio plazo no son palabras huecas, sino hechos consumados en un precontrato que le obligan a permanecer en el Levante por un mínimo de cinco temporadas y que en caso de incumplimiento tendrá una serie de penalizaciones, del mismo modo que la Fundación tendrá un derecho de tanteo durante cinco años para buscar otro inversor o para volver adquirir el paquete de control accionarial.

Sarver va mucho más allá y en las negociaciones con la Fundación del Levante ha garantizado la compra de las accionies a los minoritarios que las quieran vender antes de iniciar una ampliación de capital y a un precio de 78,80 euros por titulo.

En los planes de desarrollo e inversión se acometerá una profunda remodelación del estadio como la firme intención de trasladar la Ciudad Deportiva de Buñol a una población que esté próxima a la capital.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?