Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 18 de Noviembre de 2019

Otras localidades

El Edificio España, al desnudo

El Grupo Wanda, propietario del edificio, ha organizado una visita por el edificio para mostrar su estado y presentar su propuesta de rehabilitación. Pretende reconstruir el edificio pieza a pieza.

Vista del interior de una de las plantas del Edificio España. / ()

Una delegación de Wanda, acompañada por varios técnicos y arquitectos españoles, ha visitado esta mañana el Edificio España, propiedad de la compañía desde el pasado año. El objetivo de la visita ha sido dar a conocer el estado en el que se encuentra el rascacielos y presentar la propuesta de rehabilitación y reconstrucción de Wanda, una vez que se han realizado los análisis estructurales y de fachada oportunos. La promotora china defiende, amparada en estos estudios realizados por técnicos nacionales, que la mejor solución para llevar a cabo la renovación del edificio es desmontar y reconstruir de manera idéntica también la fachada del edificio.

Los técnicos sostienen que la permanencia de la fachada supondría un riesgo inasumible tanto para los trabajadores, como para la zona aledaña al edificio. Además de un reto del que no existe precedente. Con esto, Wanda ha iniciado ya un proceso administrativo que por ahora no ha recibido respuesta por parte de Ayuntamiento. Vicente Laso, abogado de la promotora china, defiende que la obra que se pretende hacer cumple con el plan de protección de edificios de la ciudad.

Según estima Wanda, de poder realizarse las obras de reconstrucción del Edificio España en la forma en la que se pretende, el proyecto estaría finalizado a mediados del año 2019, cuando se espera que el histórico inmueble pueda albergar ya un hotel, viviendas de lujo y un área comercial.

No obstante, el aspecto interior que en estos momentos presenta el rascacielos dista mucho del de tiempos pasados. Tan solo el vestíbulo principal mantiene su antiguo esplendor. La práctica totalidad de las plantas se encuentran completamentamente vacías y reordenadas en una sola estancia, al haberse derribado las paredes que formaban las distintas habitaciones.

A la vista han quedado las vigas, los pilares, el hormigón, los ladrillos y hasta el interior de algunas de las fachadas. El suelo está repleto de agujeros, la gran mayoría cubiertos con tablas de madera y el tránsito entre las plantas es complicado, ya que, en estos momentos, solo se mantiene un montacargas, un ascensor, en todo el edificio. En definitiva, un interior que constrasta sobremanera con la imponente vista que aún conserva el exterior del Edificio España.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?