Viernes, 18 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Olmedilla de Alarcón: un pueblo que mira al sol

Con el mayor parque fotovoltaico de España, este pueblo de Cuenca ha cambiado en la última década por los beneficios de la energía solar

Placas solares en Olmedilla de Alarcón.

Placas solares en Olmedilla de Alarcón. / Google Maps

Olmedilla de Alarcón es un pueblo de 150 habitantes, en la provincia de Cuenca, que vive mirando al sol. En su término municipal se encuentra el mayor huerto solar de producción fotovoltaica de España. Una industria que ha cambiado a este municipio, con cuentas saneadas y presupuestos sociales que no todos los ayuntamientos pueden ofrecer.

Todo comenzó hace unos diez años cuando se instaló el primer huerto solar, entonces el mayor de Europa. En la actualidad ese primer parque fotovoltaico es ya el más pequeño de los tres que hay en Olmedilla de Alarcón. Castilla La Mancha tiene 1.700 gigavatios de potencia generada con energía solar y es la quinta comunidad autónoma en generación de energía a través de renovables, con cerca de 12.000 gigavatios. Los mayores parques de la región están Puertollano y en este pueblo, como dice su alcaldesa, Pilar Navarro, “rendido a la energía solar con un paisaje que parece un mar de espejos”.

Las empresas que gestionan los huertos solares son privadas pero “han contado con el apoyo de las administraciones públicas”, dice la alcaldesa de un pueblo sin deuda municipal y que, como añade, “ha cambiado hasta el punto de que, en los años anteriores, con los recortes de la Junta en ayudas sociales, en este pueblo han aumentado y tenemos contratados a diez trabajadores municipales”.

Tienen piscina, frontón y pistas de pádel, han renovado la red de saneamiento, el asfaltado y acerado. Ahora mismo quieren construir una vivienda tutelada. “Todo con financiación municipal”, dice Navarro. Y la energía fotovoltaica ha cambiado también la economía de los agricultores: “tienen alquiladas sus parcelas a las empresas que gestionan los parques solares y les rinden más que si tuvieran que sembrar y cosechar, y no tienen que estar pendientes del tiempo, ni de si llueve ni de si graniza” Por cierto, hace unos años el ayuntamiento regaló por Navidad un televisor a cada vecino.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?