Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 15 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El Ayuntamiento acusa a la Delegación de “inhibirse” tras los desalojos de Cibeles

El equipo de Carmena asegura que no expulsó antes al grupo de ideología nazi acampado en Cibeles porque esperaban que interviniera la Policía Nacional

El concejal delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha acusado este viernes a la Delegación del Gobierno de "dejación de responsabilidades" en el desalojo del grupo de ideología nazi acampado desde hace días frente al Palacio de Cibeles.

El desalojo, que también ha afectado al grupo que protestaba contra la ‘Ley Mordaza’, ha sido efectuado esta madrugada por doce agentes de la Policía Municipal, por “una cuestión preventiva debido a los factores de riesgo que había”. "Es una cuestión de seguridad pública seria, muy seria, el Ayuntamiento no puede mirar para otro lado", ha remarcado Barbero.

El primer grupo en asentarse a las puertas del Ayuntamiento, hace 78 días, protestaba contra la Ley de Seguridad Ciudadana y se autodenominaba 'Acampada mordaza'. La otra, fue iniciada el pasado lunes por un grupo de ideología nazi recientemente desalojado del edificio de Fórum Filatélico.

El Ayuntamiento defiende que el desalojo se ha producido por una cuestión de seguridad pública, dado que la Delegación del Gobierno se "había inhibido y había hecho dejación de responsabilidad". La convocatoria para mañana de una manifestación neonazi, en Tetuán, con la llegada a Madrid de “gente de extrema derecha”, incluso de otros países, que vienen “con intención de liarla”, ha sido determinante para que se haya ordenado el desalojo de estas dos acampadas de grupos de ideología enfrentada.

El concejal opina que una parte de los manifestantes podrían haber acudido al Palacio de Cibeles al término de la protesta para "apoyar a sus compañeros" y "ver si le pueden partir la cara al resto que está también allí posicionado desde hace dos meses en contra de la 'Ley mordaza'".

El equipo de gobierno asegura que no intervino antes porque, en el caso del grupo de ideología nazi, confiaban en que fuera la Delegación del Gobierno la que enviara a la Policía Nacional, que “es la que tiene competencias en materia de seguridad pública”.

El concejal también ha dicho que “no puede meter en el mismo saco a estos dos grupos ya que tanto sus posiciones ideológicas como sus conductas son distintas”. Los de la Acampada Mordaza “estaban manifestando de forma pacífica su malestar por una ordenación legal”, tras ser desalojados de la puerta del Sol, y “los otros promueven ideas y comportamientos violentos, xenófobos o de incitación al odio”.

Superado este incidente, lo que falta por resolver ahora es el conflicto político entre ambas Administraciones. El equipo de Carmena (Ahora Madrid) se ha vuelto a dirigir a la Delegación del Gobierno (PP) para “ofrecerle una coordinación total y pedirle diálogo, discreción y prudencia”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?