Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 20 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Eslava Galán: "Me gustaría que no hubiera pasado mi mejor momento"

Hablamos con el escritor en la librería Antonio Machado de su último libro, 'Lujuria'

Primer jueves del otoño. El reloj marca las cinco de la tarde y hemos quedado con Juan Eslava Galán en la calle Fernando VI. Tiene más de ochenta libros en su haber y un pseudónimo famoso, Nicholas Wilkox, que utilizó durante un tiempo para firmar novelas de ficción histórica. Su labor como escritor ha sido muchas veces reconocida y hace poco más de medio año que su obra Misterioso asesinato en casa de Cervantes fue condecorada con el Premio Primavera de Novela. Pero nosotros hemos quedado con él para hablar de Lujuria, su último trabajo publicado con Destino.

Al entrar en la librería Antonio Machado, nos da la bienvenida Aldo, librero por vocación y por tradición: "Conozco esta librería desde que tenía 2 años y ahora tengo 42, así que llevo 40 años entre libros". Nos explica que este lugar nació con un "claro componente republicano" y que se llamó Antonio Machado porque "se le consideraba uno de los máximos exponentes" de este bando. Nos encontramos a Juan brujuleando por los pasillos y, mientras hablamos con Aldo, aprovecha para comprar algunos ejemplares de historia contemporánea.

Juan ha comentado en varias ocasiones que quiere morir escribiendo y nos dice que espera que aún no haya pasado su mejor momento. No obstante, es crítico y sabe que los autores también tienen fecha de caducidad: "A cierta edad sólo relees y luego ya hay una edad en la que ni siquiera lees y sólo escribes. Entonces acabas siendo una caricatura de ti mismo y de tu propio estilo. Por eso las últimas novelas de un autor suelen ser un pelín penososas si se comparan con los primeros libros". Él bromea con que las editoriales continúan enviándole tarjetas por Navidad: "Eso es una buena señal".

Antes de empezar a escribir Lujuria, que es el primer volumen de la serie de Los pecados capitales sobre la historia de España, pasó por la catedral de la Almudena, no a confesarse, pero sí a hacer una consulta moral: "Como también soy novelista, además de divulgador, a veces introduzco situaciones picarescas en mi libro y qué mejor que ir a la Almudena, quizás la catedral más fea del mundo, a preguntarle a un sacerdote". En este libro, repasa la sexualidad en España desde mediados del siglo XIX hasta el siglo XX y lo hace introduciendo muchas pinceladas de humor e ironía. La siguiente entrega versará sobre un pecado que está de actualidad: la avaricia. En este sentido, Juan considera que "estamos en una democracia de baja identidad" y que los políticos tienen que adecentarse.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?