Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 15 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Muchas preguntas todavía sin respuesta

El juicio por el crimen de Asunta llega a su ecuador con la declaración de los peritos que deberán aclarar cómo fueron las últimas horas de la niña

El juicio por el crimen de Asunta Basterra llega a su ecuador con alguna certeza y muchas incógnitas todavía por despejar. Las cámaras de seguridad desmontan la versión de Rosario Porto, y demuestran que sólo hizo un viaje en coche hasta su casa de campo en Teo. Iba acompañada por su hija.

También hay contradicciones en la versión de Alfonso Basterra. Una compañera de clase de Asunta asegura, bajo juramento, haberla visto con su padre la misma tarde en la que falleció. Él dice que pasó la tarde en casa sólo cocinando. Otro testimonio relevante, el de la profesora de ballet de Asunta a la que la niña le contó que sus padres le daban unos polvos blancos

La pediatra de la niña asegura que Asunta estaba sana. Una idea que reforzaron la madrina de la niña y también su cuidadora. Una amiga de Asunta contó al jurado que en una ocasión le dijo que la querían matar.

Mientras, las defensas de Rosario Porto y Alfonso Basterra tratan de demostrar que Asunta no estorbaba a sus padres.

La semana empieza con la declaración de nuevos testigos de la defensa. Y a partir de entonces, turno para los peritos que quizá puedan aclarar quién drogó a la niña, y por qué la instrucción señala a los padres, y al revuelto de champioñes que Asunta comió el día de su muerte.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?