Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

Ahora Madrid destapa el “agujero económico” de la M-30

Un "diseño mercantil absurdo" ha hecho que la sociedad mixta Madrid Calle 30 haya desembolsado más de 500 millones de euros entre 2005 y 2014 y que los madrileños tengan que pagar 50 millones al año hasta 2040

Túneles M-30 /

"La realidad mercantil de esta sociedad está resultando absolutamente onerosa para las arcas municipales", según Ahora Madrid, que ha detallado este lunes el coste para las arcas municipales de Madrid Calle 30. El gobierno municipal ha anunciado que va a estudiar la situación "sangrante" de esta sociedad mixta, participada por el Ayuntamiento con el 80% del capital y por un socio privado —Ferrovial, Dragados y API Conservación— que cuenta con el 20% restante. A esta sociedad, creada para la ampliación de la autovía de circunvalación, se le destinan anualmente 125 millones de euros públicos para sufragar gastos de mantenimiento, de los que solo se emplean 37 millones.

El concejal delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha denunciado la situación en la comisión municipal correspondiente a preguntas del socialista Ramsés Pérez Boga, que ha pedido datos sobre el futuro de esta sociedad creada en 2004 bajo la Alcaldía de Alberto Ruiz-Gallardón. Entre 2005 y 2014 Madrid Calle 30 ha desembolsado 502 millones de euros en concepto de pago e impuestos, intereses de deuda subordinada y dividendos repartidos al socio privado.

Según el Ayuntamiento, solo en 2014, los impuestos, intereses de préstamos y "dividendos repartidos al socio privado" -Empresa de Mantenimiento y Explotación S.A (EMESA)- supusieron cerca de 64 millones de euros. Esta circunstancia se da porque Madrid Calle 30 gasta menos de lo que ingresa, pero el Ayuntamiento antes de recuperar el sobrante del dinero inyectado en la sociedad debe pagar impuestos. En 2014 Madrid Calle 30 abonó en impuestos de sociedades 24,3 millones de euros, algunos de ellos a administraciones distintas al Consistorio.

"Es un diseño de gestión que destroza las arcas públicas municipales", ha reprochado Carlos Sánchez Mato al PP, partido que impulsó la creación de este organismo con un modelo cerrado hasta el año 2040, aunque deja la posibilidad de que las empresas privadas salgan de la entidad en 2025 con lo que la "atadura" podría ser hasta dentro de diez años. El Ayuntamiento pretende que la solución llegue "mucho antes" de 2025, cuando se le da la posibilidad al socio privado de vender sus acciones obteniendo así “una rentabilidad adicional a la ya elevada que perciben".

Este mecanismo fue diseñado, según ha explicado Sánchez Mato, para ocultar la deuda -algo que no se consiguió- y ha costado a los madrileños "una cantidad ingente" de dinero a los madrileños, según ha dicho a los periodistas. Y el equipo de gobierno actual "no va a consentir que esa situación se quede así sin intervenir en la medida de lo posible", ha añadido el responsable de Hacienda para después aludir a que existe "un socio privado que está beneficiándose al menos en parte de esa situación". Madrid Calle 30 ya no tiene deuda al ser subrogada en 2011 al Ayuntamiento aunque sigue funcionando con el diseño mercantil inicial.

Según indica el Ayuntamiento en un comunicado, la única fuente de ingresos de la empresa -que cuenta con 13 trabajadores- es el Consistorio madrileño, que siempre aporta la misma cantidad de unos 125 millones aunque se gaste mucho menos (37 millones el último año) por lo que el Gobierno municipal estudia el desequilibrio para esclarecer si "el mantenimiento y las obras son adecuadas a las necesidades o si la transferencia es excesiva".

En el presupuesto de 2016, según el contrato en vigor, consta que la sociedad facturará un importe de 140 millones de euros al Ayuntamiento, cuando los gastos totales estimados son de 44 millones y los dividendos totales a repartir con cargo a 2016 con cargo al resultado de 2015 son de 46 millones.

Para el Ayuntamiento, el actual modelo financiero de esta sociedad supone un coste neto de aproximadamente 103 millones, de los que 45 se destinan al pago de impuestos, 25 millones al IVA y 20 al impuesto de sociedades, por lo que se están buscando alternativas al modelo. En total, según los datos municipales, el socio privado EMESA ha recibido desde 2005 un total de 39,8 millones de euros en dividendos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?