Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 27 de Enero de 2020

Otras localidades

“No hay huevos”

En su cuarta columna, Manu Sánchez, quien se confiesa "un hijo de Al-Andalus de la a la z", espeta a los yihadistas: "No hay huevos de darse cuenta de que Alá será grande pero más grande es Andalucía".

Al-Andalus dicen que quieren… y solo puedo decirles… ¡¡¡No hay huevos!!!

No hay huevos de ser Al-Andalus, la de las tres culturas, la del germen del Renacimiento, la poeta, la fértil, la de Maimónides, Séneca y Averroes. ¡¡“Tesquiyá” con la yihad!! No hay huevos de ser Al-Andalus, que no es islamismo ser que estar. Así que dejarse de ir y hacer la yihad pero allí.

Que Al-Andalus fue Al-Andalus porque es y está en Al-Andalus, que Boabdil la llorera la tenía por tener que irse, porque moro, lo que es moro, moro seguía siendo. Y es que “ajolá” tuvierais huevos de ser Al-Andalus, una tierra donde desde hace mucho tenemos claro que mandan las mujeres, que aquí hasta al más sultán le da el repaso la madre: “mira que te lo dije Boabdil, vas a perder Granada y vas a perder Granada...que estás apollardao”. Y es que mujer y andaluza era la sultana de coco…y huevos obviamente.

Los huevos que no tienen de parecerse ni una “mijita” a Al-Andalus, porque son justo la cara contraria de ese recuerdo dorado que pretenden invadir.

Que malaje más grande ponerse tan radicales, y mira que reconozco que aquí se está “pa” matarse, pero que cosa menos andaluza tomárselo todo tan en serio, cuando aquí si Mahoma no va a la montaña es porque estará el diíta de playa. Que esas caras de estado islámico son de no haber estado a gusto en la vida. Queda demostrado que no comer jamón, no beber manzanilla fría y no follar como Dios manda, tiene consecuencias devastadoras para la humanidad. Que no hay cosa más bonita que cogerse un ciego en Granada. Y si a la Meca hay que ir una vez en la vida...a los Caños lo mínimo son quince diítas al año. Que aquí el ruso y el jeque echan los veranitos juntos con el espeto oportuno, pero en Meyba pisha, deja el chalequito bomba que en Al-Andalus eso da un montón de calor.

Aquí estamos todos con la Mezquita detrás de la oreja por culpa de estos saboríos, aunque alguien debería avisarles de que como entren aquí, les pueden pasar dos cosas, que les vaya bien y terminen en Madrid, o que les vaya como a la mayoría y tengan que irse a Castellón, que lo difícil de Al-Andalus no es entrar lo que cuesta aquí es mantenerse.

No hay huevos de ser Al-Andalus, la fenicia, la tartesa, la romana, la pagana, la mariana, la que nunca bailará Mírala burka a burka que es la primera, la del grito de Alaya es grande, la que no se imagina a Juan Y Medio buscando siete novias por abuelo, la que muere en Matilde Corán, la de a mí “mudéjar” de líos, la del mejor morisco de Huelva, la de si venís en este plan “al favor de irse al carajo”.

No hay huevos de darse cuenta de que Alá será grande pero más grande es Andalucía.

Fdo: un hijo de Al-Andalus de la a la z

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?