Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 14 de Noviembre de 2019

Otras localidades

"Príncipe Pío tiene que ser el icono turístico de entretenimiento que no tiene Madrid"

La antigua estación del Norte se convertirá a finales de 2017 en un gran teatro con zona de restauración, pero antes arranca la programación con una carpa delante de la fachada del edificio

Parece un milagro en los tiempos de la tijera, pero esta semana se ha presentado en Madrid un nuevo proyecto artístico, que en dos años convertirá la antigua estación del Norte en un referente cultural a gran escala. El edificio principal, lo que sería el vestíbulo de la estación, albergará un teatro con capacidad para 1.100 personas. La Torre Levante se convertirá en una escuela de artistas y la Poniente -que cuenta con unas impresionantes vistas al Palacio de Oriente, la catedral de la Almudena y la Casa de Campo- se transformará en restaurante. De momento, y por aquello del feng shui, la prioridad es arreglar el reloj del edificio de cabecera, que lleva muchos años parado en las 12:25 horas.

Para abrir boca, hasta que las obras de rehabilitación concluyan, se ha puesto la primera piedra del proyecto en forma de Spiegeltent. Esta gran carpa, de 29 metros de diámetro y decorada con espejos y vidrieras de colores, abrió ayer su programación con Clandestino, un espectaculo que su director, Maxi Mendía, define como "un cabaret muy alocado, muy cercano y con mucha diversión canalla". El empresario cultural Luis Álvarez se ha asociado con José Mota y Santiago Segura para poner en marcha este espacio y sentar las bases de lo que será el Gran Teatro de Príncipe Pío. "Cuando quieres hacer un proyecto grande tienes que pensar en grande e irte y contárselo a los grandes y la verdad es que Santiago y José lo vieron clarísimo desde el principio".

Álvarez es de los que cree que "cuando le pides cosas al universo, el universo te las da", pero es consciente de que los tiempos que marca el cosmos son distintos a los mundanos y, por ello, fija un plazo de 50 años para conseguir su objetivo: "Príncipe Pío tiene que ser el icono turístico de entretenimiento que no tiene Madrid. Los turistas internacionales han visto ya los mejores espectáculos y necesitas darles otro icono de entretenimiento que no tenemos y eso es lo que va a ser Príncipe Pío". Esos turistas también podrán descubrir curiosidades que esconde la antigua estación del Norte, como la pequeña capilla a la que acudía Franco a rezar y que aún se mantiene. "La voy a conservar porque creo que son cosas históricas. Va a ser la entrada de un teatro, a otra sala que tenemos".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?