Últimas noticias Hemeroteca

La conciliación tiene nombre de mujer en Euskadi

Sólo el 4% de las ayudas por excedencia y el 8% de las de reducción de jornada para conciliar por hijos otorgadas en 2015 corresponden a hombres

La conciliación laboral y familiar en Euskadi por el cuidado de hijos, familiares dependientes o en extrema gravedad sanitaria es netamente femenina. La conclusión no es nueva, pero tampoco tiene visos de mejorar, tal y como se desprende del perfil de las 17.570 solicitudes que atendió el Gobierno vasco durante 2015.

Una desigualdad que es especialmente profunda entre las prestaciones dirigidas al cuidado de hijos. En esta variable, sólo el 4% de las ayudas por excedencia, 104, correspondieron a hombres y 1.209, el 8%, en el caso de las otorgadas por reducción de jornada.

En total y por ambas modalidades, el Gobierno vasco dio 17.194 prestaciones en 2015, el 92% a petición de mujeres.

En el caso del cuidado de dependientes o por extrema gravedad sanitaria, ese abismo entre hombres y mujeres se reduce algo hasta una proporción de dos a ocho sobre las 376 peticiones atendidas.

Según ha lamentado el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, “está claro que aún nos queda mucho camino por recorrer”  aunque, a renglón seguido, preguntado por qué va a hacer el Ejecutivo para reconducir esas cifras, se ha mostrado un tanto resignado.

"Es muy difícil lo que se puede hacer desde la administración más allá de la publicidad, la concienciación y los programas de educación, de manera que la sociedad vaya asumiendo la trasformación de esos roles para avanzar hacia un horizonte de mayor igualdad”.

El portavoz expresa esa idea, después de explicar la nueva orden de ayudas para conciliar aprobada hoy por el Consejo de Gobierno que eleva la cuantía respecto a 2015 en casi un 4% hasta los 32,6 millones de euros.

Habrá por tanto más dinero este año para sufragar esas prestaciones. Así que, una vez que se ha conseguido abonar las dentro del plazo que fija la norma, es decir, 6 meses desde la presentación de la solicitud, ahora el reto es reducir esos plazos, ha sugerido Erkoreka.

Recordemos que todavía hay pendientes de pagar miles de solicitudes tramitadas en 2015 que serán las primeras que se abonen en este 2016, siguiendo el orden de prestación.

No obstante, la prestación seguirá sin ser un derecho subjetivo que, según el Gobierno vasco, lo es en la práctica ya que no se deja sin satisfacer ninguna de las solitudes que cumple los requisitos.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?