Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 23 de Enero de 2020

Otras localidades

'Síndrome Karina'

En su 11ª columna, Manu Sánchez, quien "muere con Karina pero con viva la vida y viva el amor!!!" cuestiona las actitudes reaccionarias en la sociedad y la política actuales.

“Prohibido escupir en el suelo” rezaban los carteles para evitar la tuberculosis a mediados del XX, obligatorio el uso de escupideras en colegios, sanatorios y demás edificios públicos… incluido el Congreso. Y era signo distinguido llevar escupidera propia de bolsillo y no mezclar tus educados gargajos, con los de ningún corriente. ¡¡Qué un señor es un señor... de toda la vida de Dios!!

Igualito que los niñatos de ahora, que se ha perdido la escupidera, las mujeres entran en las tabernas, y mucho “tuiti” y maquinitas pero ni se baten a duelo ni ná… ¡¡ya no hay decoro ni educación!! Vamos patrás como los cangrejos. Y es que ya lo dijo Karina: “Buscando en el baúl de los recuerdos, u u u, cualquier tiempo pasado nos parece mejor”. No me quiero imaginar la que le darían al primero que en la Edad Moderna, se coló en las cortes sin la peluquita blanca de los ricitos en las sienes. Y es que pa ti y pa mi, Los Karina son así, creen que las cosas son como son y siempre deberían ser como siempre fueron.

Convencidos sentencian “como toda la vida de Dios”. Y ahí está el problema… que en realidad lo que quieren decir es como toda la vida… de ellos. Confundiéndose a ellos mismos con el Todopoderoso, así de humilde es la cosa.

Los Karinas son así, y yo que soy sevillano, sé tela de Karinismo, y parece que estoy viendo a los Karinas del futuro cuando en el tres mil y pico quieran pintar Las Setas de verde, indignados porque eso es color madera, como toda la vida de Dios. Hubiese dado mi mejor escupidera por escuchar el cabreo de los Karina del pasado cuando dijeron de construir el campanario cristiano de la Giralda: que eso es un Alminar como toda la vida de Alá.

Sufrir de Karinismo es vivir en el sufrimiento. La humanidad avanza de manera inexorable por mucho que a algunos le indigne. Yo sufro de khron y optimismo, ambas crónicas y generadoras de úlceras. Pero mejor eso que imaginarme descendiente del sumerio indignado con la mierda esa nueva de la escritura, los niñatos tanto escribí, y tantas modernuras. A trabajar el bronce como toda la vida de Dios. Ya lo dijo el zar, qué que tontería era esa del tren, pagar por ir subido en ese cacharro que tarda dos horas pudiendo ir en doce en tu caballo y gratis…como toda la vida de Dios, u,u u.

Monarquía parlamentaria la llaman, con un parlamento que no parlamenta. Que más que parlamentaria esto tiene pinta de Monarquía Parlamentable. Sistema representativo donde los que no tienen rastas se quejan de que haya gente con ellas. El de las rastas obviamente no le representa a usted, representa a otros, dónde está problema. Qué de estilistas hay últimamente, tanto que entran ya en estilistísimas. Y dando lecciones de limpieza e higiene, para eso son sus I-lustrísimas, y son sensibles a los olores… nuevos, por supuestos. Parecía no molestarles el olor a cerrado, a blanqueo, ni a perfume fuerte de masajista de toda la vida de Dios.

¡No nos rasguemos las investiduras! ¡Qué esto no es serio! Del Presidente, Moncloa, la secretaría, la Generalitat, y el President, los únicos que han hecho bien su trabajo hoy han sido los de la radio.

Sigamos pendientes de pamplinas y luchemos por un bonito discurso de Vestidura, sin rastas, sin chaquetones y sin Presidente, pero eso sí escupiendo para arriba… como toda la vida de Dios.

Fdo: Uno que muere con Karina pero con ¡¡¡viva la vida y viva el amor!!!... Y que cree que la humanidad va siempre avanti… con rastas… y a lo loco… nadie es perfecto.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?