Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

“Barrios alejados”

Firma Carmen González 'Barrios alejados'

Ayer escuché, precisamente a través de esta misma emisora, a los responsables de la asociación de vecinos de Los Pastores, uno de los barrios de Algeciras con mayores problemas de exclusión social. No es el único, sin duda, en la ciudad, pero si es verdad que, ni tan siquiera tiene la consideración de Zona con Necesidades de Transformación Social (ZNTS), como sí tienen El Saladillo y Pescadores, La Piñera, La Yesera, Cortijo Vides o Los Toreros. Los vecinos de los Pastores lo han solicitado a la Junta de Andalucía, hace varios años pero aún siguen esperando.

El hecho de ser considerado ZNTS se traduce porque en ese barrio existe un alto riesgo de exclusión social por las dificultades de incorporación al mercado laboral, los graves problemas relacionados con las drogodependencias, la economía sumergida o el desempleo. Son zonas de actuación preferente por parte de la administración autonómica, como lo es gran parte de la zona sur de la ciudad. Los Pastores carece de infraestructuras o de instalaciones deportivas. Ya no hablemos de espacios para jóvenes. El barrio se siente marginado y olvidado. Está lejos del centro y no se visualiza.

El barrio de Los Pastores, desde hace ya algunos años lleva a cabo en el seno de la asociación vecinal una importante labor de apoyo a los más pequeños. Allí, en el escaso espacio con el que cuentan los niños del barrio, la gran mayoría de ellos de la barriada del Padre Flores, reciben diariamente la merienda. Allí hacen lo que pueden. Ayer lo dijeron ante los micrófonos de la Ser y en varias ocasiones lo ha comentado conmigo el secretario de esta entidad, Gabriel Chaves.

Son una treintena de niños que pasan una parte de la tarde charlando, merendando y, de vez en cuando repasando los deberes de la escuela, pero no es fácil dar continuidad a esta labor formativa por la falta de medios económicos. Me parece estupendo este trabajo de apoyo a los más pequeños del barrio, los cuales no creo que tengan muchas más alternativas a la de estar en la calle. Allí encuentran una mano amiga.

La Coordinadora contra la Droga Barrio Vivo, que ha sufrido en sus propias carnes los recortes y ralentización en el pago de las subvenciones, tuvo que 'aparcar' muchas de sus actividades de apoyo en diferentes barriadas, entre ellas las que realizada en esta asociación vecinal, con lo que confía poder seguir colaborando. Ahora, en momentos en los que están proliferando los mercadillos solidarios, o las plataformas de ayuda a las familias más necesitadas, me pareció estupenda la idea, más bien el llamamiento, que escuché ayer durante la entrevista a los responsables de esta asociación de vecinos sobre la posibilidad de que maestros jubilados y otros profesionales se podían ofrecer para 'echar un rato solidario' con estos niños. Esto mismo hace desde hace muchos años, Juan María de la Cuesta, un conocido profesional del sector marítimo-portuario.

Hablando de movimientos solidarios, me parece también una muy buena idea la que han puesto en marcha los promotores de la plataforma Ayuda Algeciras, quienes a través de facebook intentan ayudar haciendo de mediadores entre quienes ofrecen y las familias necesitadas de la comarca. Ellos se encargan de hacer llegar a esas familias los objetos o servicios que necesitan gracias a las donaciones de otras personas. Incluso tienen espacio para aquellas personas que quieran intercambiar su tiempo mediante sus habilidades profesionales.

En épocas duras, la solidaridad no falta, pero es seguro que quienes tienen que solicitar ayuda preferirían tener un trabajo, un trabajo digno con el que poder hacer frente a sus necesidades básicas. Mientras, hay que resaltar la implicación de las asociaciones o entidades que cubren huecos que deberían llenar las administraciones, ya sean nacional, autonómica o municipal, que es la que está más cerca del ciudadano.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?