Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 13 de Diciembre de 2019

Otras localidades

La Comunidad adjudicó la seguridad a una empresa que incumplía el pliego de condiciones

Se adjudicó el contrato a Marsegur, una empresa que tiene un convenio propio con cantidades muy por debajo de las del nacional

El pasado 24 de agosto, el consejero de Políticas Sociales firmó la adjudicación de la vigilancia y la seguridad de las residencias infantiles de la Comunidad de Madrid a Marsegur por realizar la oferta más baja. Un contrato para ejecutar entre el 1 de octubre de 2015 y el 31 de diciembre de 2016, por un importe total de 2.578.161 euros. El pliego de condiciones deja claro que las empresas que quieran optar al contrato deben cumplir el Convenio Colectivo Nacional de Empresas de Seguridad. El problema es que Marsegur no lo hacía, ya que tenía en vigor un convenio propio con cantidades muy por debajo de las que contempla el convenio nacional.

La Comunidad de Madrid alega que "la empresa adjudicataria cumplía los requisitos de solvencia, habilitación y de capacidad para contratar con la Administración". Asegura que su responsabilidad es "controlar la correcta ejecución del contrato en las condiciones establecidas en los pliegos para garantizar su cumplimiento". El marco jurídico del pliego de prescripciones técnicas del contrato elaborado por la Consejería de Asuntos Sociales obliga a cumplir con la legislación que regule la materia y, en concreto, el convenio estatal. El pasado mes de diciembre, Podemos denunció en la Asamblea que los trabajadores de la seguridad de las residencias infantiles habían pasado de cobrar 1.150 euros a 750. La respuesta del consejero Carlos Izquierdo fue que la Comunidad no tiene que meterse "en ninguna relación laboral, como no se mete ninguna administración".

Un hecho que no ha preocupado al consejero de Políticas Sociales pero sí a la justicia madrileña. El pasado 28 de diciembre, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid falló a favor de varios sindicatos, que habían demandado a Marsegur por entender que su convenio era ilegal al tener unas condiciones pactadas que empeoraban las establecidas en el Convenio Estatal de Seguridad Privada. El tribunal estimó parcialmente la demanda de impugnación de convenio, precisamente en los puntos que afectan a las retribuciones.

En el convenio de Marsegur se especifica para varios pluses que "no será de aplicación el regulado en el convenio colectivo nacional". Pluses como el de Nochebuena y Nochevieja, por los que Marsegur abona a sus trabajadores 12 euros diarios frente a los 65,94 que contempla el Convenio Nacional. Por el de peligrosidad (realizar un servicio con arma de fuego), Marsegur paga 18,18 euros al mes. El Convenio Nacional estipula 139,72.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?