Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 14 de Diciembre de 2019

Otras localidades

PP y PSOE buscan su sitio

-Lunes, 1 de febrero. El mes arrancaba con la decisión del PSOE de suspender las negociaciones con Marea Atlántica sobre los presupuestos municipales de este año. Los socialistas acusaron al Gobierno local de no querer aclarar el destino final de las partidas de empleo. Unos y otros se acusaron mutuamente de deslealtad. Fue el enésimo de una serie de desencuentros que perjudican claramente a la ciudad.

El lunes, además, las policías local y nacional anunciaron que intensificarán sus acciones formativas en colegios para intentar evitar quedadas como la del pasado fin de semana en la que varias decenas de adolescentes se habían citado para una pelea. No conviene alarmar sobre este tipo de comportamientos, pero sí merece la pena abrir una reflexión en familias y centros educativos para desterrar actitudes impropias del siglo XXI.

-Martes, 2 de febrero. Si el lunes los socialistas rompían las negociaciones con la Marea sobre los presupuestos municipales, el martes no se cerraban a entrar en el Gobierno local. Es un claro ejemplo del rumbo errante que lleva el PSOE coruñés desde que en las pasadas elecciones municipales quedase relegado a tercera fuerza política de A Coruña. Otro ejemplo lo encontramos en sus críticas a las reuniones abiertas del alcalde con vecinos. Que los socialistas censuren que el primer edil se someta a este ejercicio evidencia que no encuentran su sitio. Y no parece que haya nadie al mando para enderezar semejante travesía. Sorprende el silencio de la tripulación.

-Miércoles, 3 de febrero. Fue el día de Diego Calvo y Javier Escribano. Los dos presentaron las firmas para aspirar a presidir el PP en la provincia de A Coruña después de que Carlos Negreira diese un paso atrás en la política. Salvo sorpresa mayúscula, Diego Calvo será el nuevo presidente provincial, a pesar de que carga con la mochila de haber sido el secretario general en las elecciones municipales en las que el PP perdió la Diputación de A Coruña y las tres ciudades: A Coruña, Santiago y Ferrol.

El miércoles, el alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, advertía al PSOE de que su posición en Galicia puede condicionar el voto de los diputados de En Marea en la investidura de Pedro Sánchez. No se debe mezclar una cosa y otra. Es cierto que una buena sintonía en un escenario puede facilitarla en otro, pero lo importante son las decisiones de fondo, las que afectan a los ciudadanos: cómo serán los presupuestos municipales de A Coruña y quién y con qué programa gobernará el Estado.

-Jueves, 4 de febrero. Los dos candidatos a presidir el PP en la provincia de A Coruña, Diego Calvo y Javier Escribano, empezaron a jugar sus cartas para ganar el Congreso. El primero en hacer movimientos es el que más difícil lo tiene: Escribano. Propone un debate público entre los dos y que la elección sea por un sistema de primarias. Calvo defiende el modelo actual de elección a través de los compromisarios. El sistema de primarias ha supuesto una bocanada de aire fresco y un sano ejercicio de democracia interna en los partidos. Será o no la mejor herramienta, pero las formaciones políticas deben profundizar en mercanismos que otorguen más democracia a su funcionamiento.

El Gobierno local de A Coruña denunció el jueves que todo el procedimiento para acoger a refugiados está paralizado. A Coruña fue una de las primeras ciudades que se ofreció como lugar de destino. Lo que está sucediendo en la crisis humanitaria de los refugiados sirios quedará en la historia como una página para la vergüenza.

-Viernes, 5 de febrero. El día tuvo un nombre propio, Rosa Gallego, nueva portavoz del PP en el Ayuntamiento de A Coruña tras la renuncia del que fue alcalde Carlos Negreira. Gallego tenía todas las papeletas para asumir este cargo. Falta ahora por saber quién entrará en el grupo municipal del PP para ocupar la plaza que deja libre Negreira. Por delante, Gallego tiene el reto de liderar la oposición frente a la Marea Atlántica y de dotar al PP de un perfil del que ha carecido hasta ahora, mientras digería que ya no estaría en el Gobierno local. No olvidemos que el PP fue la fuerza más votada y que representa a un número importante de coruñeses. Si impulsa un riguroso control del Ejecutivo municipal, visualiza una alternativa y propone desde un afán constructivo acertará. Si cae en algunos de los errores de la oposición que el PP hizo al bipartito coruñés podrá obtener réditos electorales, pero flaco favor le hará a la ciudad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?