Últimas noticias Hemeroteca

El Ayuntamiento critica a Metro por “improvisar” con el cierre de la línea 1

El gobierno municipal ofrece a la Comunidad una alternativa con la calidad y experiencia de la EMT y propone actuar por tramos durante la reforma para evitar colapsos de tráfico

El Ayuntamiento de Madrid ha afeado al Gobierno Regional que no haya informado ni dialogado su plan para reformar la línea 1 del Metro con el municipio más afectado. El Consistorio pide que los trabajos de mejora se hagan "por tramos", además de reforzar el servicio de transporte alternativo por autobús, "claramente insuficiente".

La concejala de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha ofrecido a la Comunidad una "alternativa" a su reforma de esta línea de Metro que atraviesa la ciudad de Sur a Norte, y ha pedido reforzar el transporte porque mientras la línea 1 de Metro transporta a 30.000 viajeros, el servicio autobús alternativo propuesto por la Comunidad no llega a 1.500.

"No hubo reuniones previas de manera institucional. De forma informal, en algunas reuniones técnicas de seguimiento, hubo alguna medio información con respecto a una idea nada concreta. Y yo voy a insistir: me parece fundamental la coordinación entre el Ayuntamiento y la Comunidad", ha defendido Sabanés.

“El transporte público regular de uso general de viajeros en Madrid es competencia exclusiva municipal y cualquier propuesta necesitará ser consensuada”, recalcan en el Palacio de Cibeles. En todo caso, la Empresa Municipal de Transporte (EMT) no participará en el concurso de autocares ideado por la Comunidad de Madrid para prestar el servicio interrumpido desde mayo a septiembre en la línea 1 de Metro por obras al considerar que lo ofertado así "es de saldo", en palabras del gerente de la EMT, Álvaro Fernández Heredia.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, anunció la pasada semana que invertirá casi 70 millones de euros en la mejora del túnel de la línea 1 entre Plaza de Castilla y Sierra de Guadalupe, obras que supondrán la suspensión del servicio entre estas estaciones del 21 de mayo al 30 de septiembre.

La responsable de Movilidad del Ayuntamiento, partidaria en todo momento de impulsar mejoras en la línea 1 de Metro, ha considerado que la obra es "de una enorme importancia" y va a tener la suficiente afectación en la movilidad de los madrileños como para plantear "soluciones conjuntas" por parte de ambas instituciones.

Por ello, el Ayuntamiento propone evitar el corte total de la línea con una intervención por tramos, primero los de mayores deficiencias con trabajos de unos tres meses y medio cada vez, según ha detallado Fernández Heredia.

Según este plan, en 2016 se reformaría desde Atocha RENFE a Tribunal, en 2017 desde Tribunal a Plaza de Castilla y en 2018 desde Atocha Renfe a Sierra de Guadalupe. De esta manera, las obras no perjudicarían a los vecinos de la misma zona durante dos años seguidos.

Además de cuestionar el cierre casi total de la línea, el Ayuntamiento critica la alternativa de transporte propuesta por la Comunidad de Madrid (un servicio gratuito de autobuses que hará el mismo recorrido que el suburbano y contará con las mismas frecuencias) por considerarlo insuficiente.

"Una línea de autobuses no puede sustituir a una línea de completa de Metro", ha afirmado el gerente de la EMT para después introducir la propuesta del Ayuntamiento de lanzar dos servicios especiales de autobuses que conecten con la red de cercanías del tramo afectado.

Concretamente, proponen autobuses desde Sierra de Guadalupe hasta Atocha para que los vecinos de Vallecas que necesiten desplazarse hacia el norte de la ciudad lo hagan desde Atocha en Cercanías, y un segundo servicio que conectaría Cuatro Caminos con Chamartín para reforzar la accesibilidad al barrio de Tetuán y favorecer los desplazamientos en tren.

Estas propuestas, además del aumento de frecuencia en líneas de autobuses habituales, según el Ayuntamiento, reducirían de forma considerable las dos horas y cuarto de trayecto que costaría ir en la línea de autobús ideada por la Comunidad, que "no es una alternativa real".

En ese sentido, Inés Sabanés ha alertado de que ese "ineficiente" servicio de autobús generaría problemas de tráfico y "atascos continuos" en Vallecas y Tetuán, porque los cálculos municipales creen que habrá en los días lectivos entre 50.000 y 100.000 viajes más en coche como consecuencia del corte de la Línea 1.

Por otro lado, el Ayuntamiento reivindica la modificación del pliego para adjudicar ese servicio porque "una flota de autocares no respondería a la demanda de necesidades diarias de transporte metropolitano: carritos de bebé, carros de compra o sillas para personas de movilidad reducida". Esas garantías, según el gerente de la EMT, solo las ofrecen flotas totalmente accesibles de Clase I, la única "aceptable" a su juicio para servicios de este tipo.

El Ayuntamiento rechaza el concurso

El gerente de la EMT ha añadido que no parece un concurso que premia la calidad porque "el único criterio es el económico, el precio más bajo". También ha puesto el acento en que se tengan en cuenta precios de los interurbanos. "Es como operar un Metro a costes de un AVE". 

"Si las actuaciones en la línea 1 eran tan necesarias, ¿cómo no se ha contado con el Ayuntamiento desde un principio? ¿Cómo se saca a licitación un pliego de servicio de autobuses por procedimiento urgente? ¿Cómo desde el Consorcio no se ha planteado soluciones con todos los operadores y administraciones afectados?", apostillaba Sabanés.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?