Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 11 de Diciembre de 2019

Otras localidades

El club asegura que solo ha pagado 250.000 euros a Doyen y que renegocia el contrato

La próxima semana podría cerrarse el acuerdo definitivo para transformar el contrato en un préstamo a devolver en cuatro años con un interés del 10%

Javier Fernández y Ramón de Santiago sobre el acuerdo con Doyen

Los actuales dirigentes del Sporting aseguran que el contrato con Doyen Sport firmado en 2011 por Manuel Vega-Arango y Alfredo García Amado nunca se llevó a efecto. Al entender que las condiciones eran "leoninas", desde el consejo de administración rojiblanco afirman que el contrato fue modificado en 2012, que desde entonces a Doyen sólo se le han abonado 250.000 euros y que hay un principio de acuerdo con el fondo de inversión para transformar el polémico contrato de cesión de derechos por uno de préstamo. El acuerdo definitivo podría cerrarse la semana que viene y el Sporting devolvería los 2 millones de euros con unos intereses que rondarían los 1'3 millones.

La revelación del portal Football Leaks forzó una reunión del consejo de administración rojiblanco en Mareo. Tras la misma, el club lanzó una nota y, posteriormente, el vicepresidente del club Javier Fernández y el secretario del consejo Ramón de Santiago, atendieron a los medios de comunicación, acompañados por el presidente Antonio Veiga.

"La relación contractual actual es un contrato de agencia, con una cesión de derechos económicos de un porcentaje de futbolistas, que inicialmente fue cesión y se ha transformado en garantía de pago. Y eso se va a transformar ahora en un préstamo que se va a devolver en cuatro años con un tipo de interés fijo", explicaba Ramón de Santiago, que admitía que la iniciativa de modificar el contrato había partido del Sporting y que Doyen había tenido que acatarla porque "las condiciones leoninas pueden tener su recorrido judicial". En ese nuevo contrato se mantendrán como garantías de pago porcentajes de derechos de futbolistas, así como otras: "cesión de derechos audiovisuales, cesión de abonos, ingresos de publicidad...", relataba De Santiago. "La prueba es que en los dos últimos contratos que hemos hecho de préstamo, en ninguno hemos puesto derechos de jugadores como garantía", añadía Fernández.

El hijo del máximo accionista se negaba a calificar la actuación de los firmantes del contrato (Vega-Arango y García Amado), aunque sí admitía que "los responsables serán quienes lo firmaron" y dejaba claro que "la gestión anterior a nuestra entrada en el consejo no fue ni regular ni buena; fue mala. Sobre todo en los dos últimos años en Primera". Sólo así podía explicarse que el Sporting aceptara tal acuerdo cuando llevaba tres temporadas consecutivas en la máxima categoría. No sabe para qué se utilizó ese dinero en su momento y  preguntado sobre si su padre estaba al corriente de la operación, respondía que "no sé si lo transmitieron o no. Lo que sí sé es que en este club se han firmado contratos que mi padre no conocía para nada. A partir de ahí, que cada uno saque sus conclusiones".

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?