Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 20 de Enero de 2020

Otras localidades

"Cómo ha cambiado Euskadi, Arnaldo"

Su excarcelación se acoge con alborozo en el independentismo vasco, que asegura recuperar "un importante activo político" en un momento en el que la izquierda abertzale aborda un debate en el que ha cuestionado su propio funcionamiento interno y en el que las últimas encuestas apuntan a que sigue acrecentándose su deterioro electoral en favor de Podemos

Otegi sale por enésima vez de la cárcel. Su trayectoria viene marcada por los ingresos y salidas de prisión, no sólo por las condenas que le fueron impuestas por su militancia en ETA, la participación en diferentes secuestros, sino también porque fue precisamente la entrada en prisión de la mesa nacional la que le impulsó hasta la dirección de HB en 1997.

A partir de esa fecha comienza una labor de portavoz que se vería consolidada por su firma en el pacto de Lizarra y la posterior tregua de ETA en 1998, una paz que duró poco más de un año. Pero sin duda el momento culmen de Arnaldo Otegi se vivió en 2004 con su famoso discurso de Anoeta donde anunció un cambio de estrategia en la izquierda abertzale que pasaba por usar única y exclusivamente vías pacíficas.

Un cambió de estrategia que acabó sentando en la misma mesa para buscar la paz a Otegi, el lehendakari Ibarretxe y el socialista Patxi López en unos encuentros entre 2006 y 2007 que acabaron llevando a los tres a los tribunales en una causa que acabó siendo archivada. Contactos que dieron lugar a una tregua en 2006 que sólo duró unos meses antes del atentado en la T-4 que Otegi justificó por el inmovilismo del gobierno español

Entradas y salidas de la cárcel por diferentes causas llevaron a Otegi hasta su detención en 2009 dentro de 'Caso Bateragune', acusado de intentar recomponer la ilegalizada Batasuna. Causa por la que fue condenado a seis años y medio de prisión.

Ahora Otegi vuelve a salir de la cárcel convertido más que nunca en un símbolo que la izquierda abertzale quiere rentabilizar de cara a las próximas elecciones autonómicas de octubre convirtiéndolo en su candidato para esa cita electoral a pesar de la inhabilitación para cargo público que no termina hasta 2021.

Una inhabilitación que sus abogados han decidido no recurrir, aunque eso no significa que Otegi no se presente finalmente como candidato aprovechando que la condena no concreta para qué cargos quedaría inhabilitado. De hecho la abogada Jone Goirizelaia está convencida de que una posible impugnación a la candidatura de Otegi no tendría ningún recorrido jurídico.

Arnaldo Otegi abandona la prisión para volver a liderar una izquierda abertzale en pleno debate interno, electoralmente debilitada y que aspira a la hegemonía del nacionalismo para pilotar un proceso independentista que ve factible una vez superada la violencia de ETA.

Su excarcelación se acoge con alborozo en el independentismo vasco, que asegura recuperar "un importante activo político" en un momento en el que la izquierda abertzale aborda un debate en el que ha cuestionado su propio funcionamiento interno y en el que las últimas encuestas apuntan a que sigue acrecentándose su deterioro electoral en favor de Podemos, que le superó en los últimos comicios y podría volver a hacerlo en las autonómicas.

Muchas han sido las voces, dentro del ámbito del soberanismo vasco, que han hablado de Otegi como candidato a lehendakari, pese a la inhabilitación para cargo público dictaminada contra él hasta 2021 y que los abogados de Sortu están convencidos, basándose en la jurisprudencia, que no será efectiva.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?