Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 21 de Noviembre de 2019

Otras localidades

Una "bomba de relojería" legal

La nueva Lei do Solo permite reabrir las puertas a la pirotecnia que explotó hace diez años en Teo. Situada a menos de cien metros de un núcleo habitado, provocó daños en más de 80 viviendas.

La reapertura de la Pirotecnia Calo es "una amenaza muy real" ante la que poco puede hacer el ayuntamiento de Teo. La última modificación de la Lei do Solo ha supuesto el archivo por parte de la Xunta de la modificación del Plan Xeral que el gobierno local había realizado para impedir que volviese a funcionar. Un nuevo capítulo de la "guerra absurda" que desde hace años se traen la administración autonómica, "liberalizando" esta actividad, y el concello, que trata de frenarla.

Aquella mañana del 13 de febrero de 2006 la explosión se oyó incluso en Santiago, a más de 15 kilómetros de distancia; en Cacheiras, a tres, vibraron los cristales de las ventanas; en la zona cero, los daños afectaron a más de ochenta casas y una de las vigas voló a 200 metros de distancia; las primeras viviendas están a apenas 70. El alcalde tiene claro que si no hubo víctimas fue por que era muy temprano. "Si la gente estuviese en las leiras, trabajando fuera de las casas, con la leña... podría haber muerto una decena de personas".

El propietario siempre trató de volver a abrir. En 2009, el ayuntamiento pudo reaccionar cuando la Subdelegación del Gobierno les comunicó el trámite para la reapertura. Hoy, según Sisto, tienen las manos atadas. Sólo espera que sea la propia Subdelegación la que "tenga dos dedos de frente e impida la colocación de una bomba de relojería cerca de las casas".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?