Martes, 07 de Diciembre de 2021

Otras localidades

Qué duda cabe, por Víctor Grande

Steve Jobs y el primer Macintosh

Hace unos añitos, allá por 1984, un jovencísimo Steve Jobs se dejaba la piel en presentar el primer Macintosh de la historia. Aquel ordenador personal que tenía todo metidito en una caja única. Pero no una caja única como cuando se fusionaron las cajas con la crisis, sino una caja con las tripas del ordenador y la pantalla incluídas en ella.

Una gran idea que tuvo Steve Jobs y que supo vender muy bien. Porque ahí está la clave, saber vender bien tus ideas. De ahí que esté tan de moda ahora las charlas y las conferencias motivacionales, que son charlas en las que sale un tio super carismático y te dice que si quieres, puedes. Y tu sales todo orgulloso por la puerta, con las pilas cargadas, pensando: si quiero, puedo. Y vas al banco y te sientas delante del director diciendo: Si quiero, puedo. ¿Me da un crédito?

Y el director del banco te contesta como los árbitros del Roland Garrós. ¡No! Y entonces caes de nuevo en la realidad.

Desconfíen, amigos, desconfíen de esos que les dicen que pueden ser lo que quieran en la vida. Pueden aspirar a ser lo que quieran, pero al final acabarán siendo lo que les dejen ser. Es verdad que si uno le pone esfuerzo, puede hacer cosas fantásticas, pero cuidadito, que yo por mucho que quiera entrar en una talla 40 de pantalón, eso no volverá a pasar jamás.

Steve Jobs era un tipo listo, que sabía hablar y convencer. Y conseguía convencer porque lo que decía tenía sentido, era práctico y aspiracional. Este tipo de carisma que tanto cultivan nuestros políticos, ¿verdad?

Yo veo a un político español en una rueda de prensa y pienso: "Madre mía, cuánta credibilidad, que carisma, que gracia, que forma de convencernos que tiene. Dan ganas de votarlo". Supongo que a ustedes les pasa lo mismo.

De hecho, estoy pensando en hacerme orador motivacional, pero con honestidad. Salir ahí a los escenarios y decirle a la gente: pueden ser ustedes lo que quieran ser. Pero si quieren ser anarquistas no se olviden de pagar sus impuestos o les detendrán. Y si quieren ser nudistas no se olviden de ir vestidos por la calle o les detendrán. Y si quieren robar dinero público no se olviden de hacerse políticos o les detendrán.

Hace treinta y pico años, Steve Jobs presentó el Macintosh a la sociedad. Fracasó, lo echaron de Apple y luego volvió a la empresa para hacer historia. Yo no aspiro a tanto, la verdad, me conformo con que llegue el día en el que un político en España consiga ilusionarnos de verdad y que luego no defraude. Dice que hubo un tiempo en el que eso pasaba, concretamente, en la época en la que se presentó el Macintosh. Qué duda cabe.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?