Domingo, 09 de Agosto de 2020

Otras localidades

Mario Ocaña

‘Por una sonrisa’

Firma Mario Ocaña, 'Por una sonrisa'

 

Uno de los rasgos que define a la especie humana, y a algunos parientes próximos en la escala evolutiva, es la capacidad que tenemos de sonreir. La sonrisa es una expresión no aprendida, implicita en nuestros genes y que usamos desde nuestra más tierna infancia para atraer la simpatía y la confianza de los otros. La sonrisa es una forma de comunicación, de afecto y de felicidad.

Todas las sonrisas son bellas pero, sin duda, ninguna hay más hermosa que la sonrisa de un niño. Lamentablemente no todos los niños pueden sonreir. Son muchas las circunstancias en las que la sonrisa desaparece y se torna una mueca triste. Especialmente cuando se ven afectados por el cáncer, esa enfermedad que afecta a tantos niños y adultos en nuestra Comarca.

Por una sonrisa es el nombre de una asociación que aún siendo un referente del cáncer infantil en el Campo de Gibraltar sigue siendo una gran desconocida para muchos a pesar de las campañas llevadas a cabo con el fin de conseguir recursos para su supervivencia gracias a la participación ciudadana.

Sus orígenes arrancan de una experiencia personal y familiar tan dura como la muerte de un hijo de pocos años y del convencimiento de sus padres de que no organizarse para mejorar las condiciones de otros niños y niñas que sufren la misma enfermedad sería rendirse y tirar la toalla y ellos no se dieron por vencidos.

Los objetivos que persiguen son de una grandeza admirable: conseguir devolver la sonrisa a esos niños y jóvenes afectados por la enfermedad, así como a sus familiares que a diario luchan por superar esa difícil situación. El cómo hacerlo pasa por eliminar las carencias que existen en los centros de salud que atienden a pacientes oncológicos infantiles; por la integración social de los niños y adolescentes afectados; por la adecuación de determinados espacios hospitalarios como ludotecas o unidades de día a las necesidades de los enfermos o por la ayuda a los familiares a través de talleres y terapias grupales. La realidad del cáncer infantil y sus consecuencias, que no siempre aparece tratada adecuadamente en los medios de comunicación, afecta profundamente a las familias, tanto en el ámbito anímico como laboral, profesional y económico. Los gastos son muy elevados y ,en muchos casos, los padres se ven obligados a abandonar sus trabajos para estar cerca de sus hijos, con lo que la conciliación familiar se ve profundamente afectada.

Conseguir devolver las sonrisas a los niños afectados por el cáncer ya sus familiares que cada día se enfrentan con ánimo y esperanza a esta lucha es la más digna de las aspiraciones. De esas que nos permite vernos los unos a los otros como seres humanos.

Para Emilio.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?