Últimas noticias Hemeroteca

El rayo que hizo tambalearse a la Catedral

Se cumplen 50 años del espectacular incendio que amenazó la seo leonesa

El 29 de mayo de 1966 la ciudad de León se tuvo que enfrentar a uno de los incendios más aparatosos que se recuerdan, el que afectó a la cubierta de la Catedral de León y que obligó posteriormente a reparar de manera integral la techumbre.

Como resaltan las crónicas de la época, aquel lluvioso domingo no parecía ser el día propicio para que el fuego hiciera acto de presencia si bien fue la chispa de un repentino rayo la que sembró el miedo entre la población leonesa, que siguió con preocupación las labores de extinción del incendio. La operación fue comandada por el parque municipal de los Bomberos de León, aunque hasta la ciudad llegaron refuerzos de provincias vecinas para colaborar en las tareas. De aquel momento, nos quedan las estampas visuales que grabó el NO-DO y que se distribuyeron a toda España a través del noticiario.

A pesar de que días más tarde se comprobó que los daños eran reparables y que ni las vidrieras ni otras joyas del patrimonio religioso leonés que la catedral albergaba sufrieron las consecuencias de las llamas, ese domingo se vivieron escenas de pánico por lo aparatoso del incendio, que pudo suponer el fin de la Catedral tal y como la conocemos hoy en día. La voracidad del fuego hizo temer que las bóvedas del templo corrieran peligro de derrumbarse y, con ellas, todo el conjunto de vitrales, símbolo de la seo leonesa.

Con la alarma surgida entre la población, el entonces jefe del Estado, Francisco Franco, mandó destinar recursos económicos de manera inmediata para reconstruir el templo y escasas jornadas después del incendio comenzaron las labores de restauración en la techumbre.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?