Jueves, 20 de Enero de 2022

Otras localidades

La Columna

El deshonroso honor de ser un tránsfuga

¿Vale la pena en términos de desgaste personal seguir tres años más en la Diputación como diputado no adscrito, pero cobrando un buen sueldo público?

¿Vale la pena en términos de desgaste personal seguir tres años más en la Diputación como diputado no adscrito, pero cobrando un buen sueldo público? Pues debe merecer la pena porque desde Tamayo y Sáenz, en la Asamblea de Madrid, a Nerea Belmonte, futura compañera en el grupo municipal de Sepulcre, todos los que dejan o son expulsados de un partido que les ha incluido en sus candidaturas, se quedan con el acta y no dimiten.

Ellos verán, pasarán a la historia de esta ciudad o provincia por el deshonroso honor de ser unos tránsfugas.

Pero desde ayer, desde la salida de Sepulcre, la cuestión es saber si el PP se va a seguir basando en él para conservar la gobernabilidad de la Diputación. No dejara de ser un apoyo contaminado -sin ni tan siquiera entrar en si ha cometido o no irregularidades con la asignación de fondos públicos-.

Lo peor de esta situación es que sabemos que las dos preguntas que lanzaba en esta columna son retóricas. De las dos, sabemos las respuestas. Bendita ingenuidad.

@CarlosGArcaya

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?