Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

El gijonés arrestado por pedofilia grabó imágenes en el Grupo Covadonga

La directiva grupista asegura que está expulsado y tiene prohibida desde hace tiempo la entrada a las instalaciones

Una de las veintiuna personas detenidas acusadas de formar parte de un grupo que distribuía material pedófilo es un gijonés que presuntamente utilizó las instalaciones del Real Grupo Covadonga para grabar con un teléfono móvil algunas de las imágenes de menores intervenidas, según fuentes cercanas a la investigación.

El presidente del Grupo Covadonga, Antonio Corripio, ha dejado claro que el arrestado en Gijón está expulsado como socio de la entidad y no tiene permiso para acceder a las instalaciones, que sostienen unos 36.000 socios.

A través de un comunicado, la directiva grupista aclara que desde el primer momento el club "ha cumplido con las instancias judiciales y policiales", si bien ha advertido de que se trata de un asunto de gran "sensibilidad" que afecta a menores de edad y debe tratarse "con cautela y discreción".

La Junta Directiva del Grupo ha precisado que se trataría de "un hecho aislado ocurrido hace años" en el que, "según el desarrollo de los hechos juzgados, consistiría en la captura de imágenes mediante un dispositivo móvil, sin que en caso alguno pudiera haber habido uso de cámaras ocultas para tal fin".

Ha añadido que la prohibición de entrada a este socio se impuso hace meses por orden judicial, después de que le fueran incautadas algunas imágenes que podrían coincidir con los vestuarios de sus instalaciones.

Como consecuencia de dicha orden judicial, esta persona fue "automáticamente expulsada como socia, zanjando cualquier posibilidad de que pudiera volver a pisar las instalaciones grupistas".

De forma preventiva, el Grupo mantiene "la absoluta y total prohibición, perfectamente publicitada en sus instalaciones, del uso de cualquier tipo de cámara en todos los vestuarios".

La Policía Nacional informó ayer de la detención de veintiún ciudadanos en catorce provincias españolas, tres de ellos en Asturias, acusados de formar parte de un grupo que distribuía material pedófilo con grabaciones de abusos a menores.

La investigación comenzó a mediados del pasado año para determinar la posible existencia de un delito de producción de material pedófilo y abusos sexuales a menores por parte de alguno de los detenidos, o su conexión con pederastas que pudieran actuar en la red.

Entre el material se han encontrado grabaciones de menores en los vestuarios y duchas de un centro deportivo, con la intención de difundir las imágenes en internet, según explicó la Policía.

Los arrestados formaban parte de un grupo de usuarios "especialmente activos" en la distribución online de grabaciones de abusos a menores y utilizaban los equipos informáticos de sus respectivos lugares de trabajo y sus redes internas para efectuar las descargas sin ser localizados.

En esta operación contra la pornografía infantil, los agentes han efectuado 24 registros domiciliarios, en los que se han incautado de gran cantidad de archivos.

En uno de los registros se encontró material pornográfico obtenido mediante una cámara que había sido ocultada en vestuarios y duchas de un centro deportivo por uno de los detenidos, que aprovechaba su pase como socio para acceder al lugar sin levantar sospechas.

La Policía se ha incautado de 96 discos duros, 10 ordenadores, 17 dispositivos USB y tarjetas de memoria, 3 tabletas, 68 CD y DVD, donde sed almacenaban varios gigas de fotografías y vídeos ilícitos, y 5 teléfonos móviles.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?