Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 16 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Miguel Ángel Cadenas: "El problema de los incendios no se soluciona con una elevación de penas"

Aida Pena y Miguel Ángel Cadenas /

El presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), Miguel Ángel Cadenas, no cree que el “problema” de los incendios forestales “se solucione con una elevación de penas”, tal y como ha demandado la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez, y recordó que estas condenas ya son altas “cuando hay riesgo para edificaciones o personas”.

“En primer lugar, es un problema de educación y, en segundo, de prueba”, aseguró en una entrevista en la Cadena SER. “El tipo de delito hace muy difícil la investigación; tal y como se incendian los montes, en muchos casos es dificilísimo encontrar pruebas fehacientes sobre la autoría del incendiario y eso mediatiza el rumbo del procedimiento”.

Apenas unos días después de la apertura del Año Judicial, Cadenas admitió que la corrupción “es una de las grandes preocupaciones de los jueces y, por lo tanto, también de la sociedad” ya que “ha adquirido una dimensión” que la ha convertido “no sólo en un problema individual sino general”, que “incide en la calidad democrática de nuestro país”.

Niega que los jueces hayan “mirado hacia otro lado” y defiende que “han actuado cuando se les ha demandado, con los medios que tenían y lo han hecho correctamente”, por eso no puede buscárseles en “la génesis” de la corrupción. “Lo que ha sucedido es que demasiada gente ha incumplido sus obligaciones fundamentales” y, en el caso de los políticos “las personas que han encarnado determinadas instituciones han fallado a la sociedad y al sistema democrático”.

Para el magistrado, las sospechas sobre la falta de independencia judicial “se imputan de forma genérica, sin contenido concreto” y “carecen en muchos casos de sentido”. “Se puede hablar de politización de la justicia a través de la composición de los órganos de gobierno, pero en último término quien decide es el juez y la responsabilidad es individual, una obligación personalísima que no puede delegar; cualesquiera que sean las presiones que giren en torno suyo, es él quien tiene la última palabra”.

Cadenas defiende como “opción personal del juez, que lleva consigo ineludiblemente el abandono de la carrera judicial, al menos temporalmente”, el salto de magistrados a la política, como es el caso del candidato de En Marea, Luís Villares. Para él, el problema no es la marcha sino “el retorno de ese juez de la vida política a la judicatura”, un viaje que, para “algún compañero”, debería ser “sin retorno”. El presidente del TSXG cree que el debate sobre esa posibilidad, al menos, “merecería la pena ser pulsado”.

Cadenas advirtió de que la falta de gobierno en el Estado “afecta” a la Justicia porque “hay reformas normativas pendientes”, como la reforma de la Ley de Planta Judicial, algo “que no se puede resolver en dos meses”. También “sufre el panorama de inversiones” que no sólo son “una exigencia constitucional”, sino “algo necesario socialmente y rentable patrimonialmente”.

Sobre el riesgo de colapso judicial que planea sobre la actividad de los tribunales, es contundente: “Un estado democrático no puede permitir que colapse la justicia: hablamos de un poder fundamental del Estado; si colapsa la Justicia, colapsa la sociedad y el estado de derecho”.

Cadenas habló también sobre las macrocausas contra la corrupción abiertas en Galicia, como la Pokémon. Sin personalizar específicamente en ella, sí manifestó su esperanza de que “el año que viene sea decisivo para que todas esas causas de mayor antigüedad puedan celebrar su juicio oral”, algo “que sana todas las penurias anteriores”.

También evitó poner fecha al juicio de la catástrofe de Angrois, debido a la “complejidad” de las pruebas periciales encargadas por el juez tras reabrir la instrucción, tal y como había solicitado la Audiencia Provincial de A Coruña. “Es prácticamente imposible hacer un diagnóstico temporal porque no se sabe a dónde van a conducir las pericias”.

Y en referencia a la desaparición de Diana Quer, subrayó que estos casos son siempre “especialmente complicados por la incertidumbre que los rodea”. Sin fijar “bases” para la investigación, como el paradero de la persona desaparecida o saber qué sucedió en los momentos previos a perderle la pista “es dificilísimo llegar a conclusiones ciertas”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?