Miércoles, 26 de Enero de 2022

Otras localidades

La Columna

La paradoja Kiko Sánchez

El Kiko Sánchez deportista todavía se merecería la calle, el Kiko Sánchez concejal se merece la reprobación

Ya que últimamente la cosa va de paradojas, Kiko Sánchez tiene el honor de contar con una calle en Alicante por sus méritos deportivos. Recuerden, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona.

La concesión -particularizada en el regatista- no deja de ser un reconocimiento y una exaltación de una forma de vida en donde la superación; el juego limpio; la fraternidad; el compañerismo; el valor educativo de los buenos ejemplos; el respeto de principios éticos fundamentales y universales o la responsabilidad social, son piezas fundamentales.

Todo ello, en definitiva, los valores del olimpismo, algo que se le olvidó -según el Tribunal Supremo- a Kiko Sánchez cuando se convirtió -por obra y gracias del exalcalde Alperi- en concejal del Ayuntamiento de Alicante.

Si los humanos nos pudiéramos disociar, el Kiko Sánchez deportista todavía se merecería la calle, como el Kiko Sánchez concejal se merece la reprobación. Pero, como no es así, ni Kiko Sánchez se merece una calle, ni Alicante merece que una de sus calles lleve el nombre de alguien que le hizo trampas a sus conciudadanos.

@CarlosGArcaya

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?