, 26 de de 2020

Otras localidades

Punto de Vista

Los juegos de la codicia

Hay grandes coincidencias entre el juego, las finanzas y la política. El denominador común es la ambición y la codicia

Hay grandes coincidencias entre el juego, las finanzas y la política. El denominador común es la ambición y la codicia.

Empecemos por dos casos conocidos, el póker y la bolsa. Ambos requieren unos nervios de acero y un profundo conocimiento del riesgo (y una altísima tolerancia hacia él). Ambos fomentan las actitudes faroleras y los ardides destinados a descolocar al oponente. Ambos están regidos por la suerte tanto como por la habilidad -y a menudo la gente confunde estas dos cosas- e impulsados por la codicia. Ambas actividades favorecen a quienes manejan información privilegiada. Ambas tienden a enriquecer a unos pocos a expensas de la mayoría. Ambas pueden hacerte amasar una fortuna en un abrir y cerrar de ojos y dejarte en bancarrota el doble de rápido.

Si ustedes se fijan, amigos oyentes, prácticamente he definido las características de la política: nervios de acero, conocimiento del riesgo, el farol o el engaño como mecanismo de actuación, la habilidad y la suerte para manejarse en los medios, la información privilegiada, las ganancias de unos a costa de los demás y lo cercanos que andan el éxito del fracaso. Y todo ello bajo el hilo conductor de la ambición y de la codicia.

Con lo que está pasando y pasará este año en los juzgados con algunos de los políticos y de los partidos, podremos constatar que, por desgracia, tales afinidades existen. ¿Podremos algún día cambiarlas? Salvador Allende lo intentó y recuerden cómo acabó.

@CecilioNieto54

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?