Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

CONSEJO DE MINISTROS CONSEJO DE MINISTROS Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
Qué duda cabe

Las calabazas son sentimientos y tienen seres humanos

Esta noche es Halloween, Samaín, noche de difuntos y el concierto de OT El Reencuentro. Todo muy tétrico.

Sólo falta un especial de Qué tiempo tan feliz con las viejas glorias con más botox del salsarrosismo español para poner el broche de oro a un día y una noche en la que algunos vamos a optar por quedarnos en casita y descansar.

No se a ustedes, pero a mi Halloween me da pereza. Gente disfrazada de zombies, brujas, esqueletos, tratando de que le des caramelos o si no te darán un susto. Es como la mafia del miedo. Si no me das caramelos te mando a mis primos los Walking Dead.

Y es un desperdicio de calabazas enorme, porque en todos los colegios de la ciudad se ha puesto de moda lo de decorar la calabaza de Halloween a cada cual más horrible. Y ves a los niños cargando con esos pobres engendros con ojos y sonrisa forzada, sin comprender por qué. Las pobres calabazas, que tampoco comprenden lo que pasa, que ellas estaban ahí tan tranquilas, estoicas, sin hacer nada, de repente se ven disfrazadas de Drag Queen. Y sufren, porque las calabazas son sentimientos y tienen seres humanos, que diría nuestro recién nombrado presidente.

Me recuerdan las pobres calabazas a los perros vestidos. Me refiero a esos perros que van con chubasqueros, jerseys, chándal... esas pobres criaturas que ya tienen su pelaje diseñado para regular la temperatura, se las ve que van a mear por las esquinas con cara de frustración. Pues con las calabazas lo mismo.

Además, las calabazas siempre han tenido otra función, la de ser entregadas a los rechazados en el noble arte del ligoteo. Cuando intentas ligar y no lo consigues, te dan calabazas. Lo que pasa es que en Halloween, si intentas ligar y no lo consigues, cuando te van a dar calabazas puedes decir: ahh, se siente, ya tengo! Sería una pequeña satisfacción personal antes de irte a casa cabizbajo y sólo.

Menos mal que nosotros en Galicia tenemos el Samaín, que es una fiesta mucho más molona, porque tiene frutas vaciadas con velas dentro, gente que se disfraza de muertos y otras cosas que no se parecen en nada a Halloween, no, no, no, no. Aunque siendo estrictos, es Halloween el que no se parece al Samaín en nada.

Está claro que nos gusta disfrazarnos y en Galicia no hay quien nos gane, porque tenemos Samaín, Entroido y las elecciones a la Xunta, que todo el mundo va disfrazado de una cosa y luego vota a la otra.

En fin, amigos. Esta noche las pobres calabazas con ardor de estómago apagarán su luz, los adolescentes harán botellón disfrazados de Atilano, y Bisbal y Chenoa cantarán Escondidos mientras se cogen de la mano. Para compensar tanto terror en nuestros corazoncitos, no olviden lo mejor que tiene fieles difuntos, que mañana es festivo. Qué duda cabe.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?