Martes, 02 de Marzo de 2021

Otras localidades

CONSEJO DE MINISTROS CONSEJO DE MINISTROS Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Samaín y Halloween se mezclan en la noche de reencuentro con los muertos

Miles de personas se han desplazado a Cedeira para celebrar la llegada del otoño

Samaín y Halloween se mezclan en la noche de reencuentro con los muertos

.

Según la tradición, Samaín era el dios celta que facilitaba el reencuentro de los difuntos con sus familiares vivos. La fiesta en su honor lo era además de bienvenida a la época fría. Una tradición que ha existido desde entonces en Galicia sin que nos diésemos cuenta. Fue Rafael López, un profesor de Cedeira, el que recuperó esta celebración en su localidad, que lleva 27 años rendida a los pies de Samaín y que recibe a cientos de visitantes por estas fechas.

Tras un exhaustivo trabajo etnográfico y de investigación por todo el territorio gallego (e incluso español), Rafael López logró extender por algunas localidades gallegas este festejo, que ahora sobrevive diluído entre los disfraces de brujas y las telas de araña de Halloween. La Asociación Amigos del Samaín se encarga ahora de organizar, junto con el Ayuntamiento, el programa de actividades que tienen como día grande el sábado anterior a la noche del 31 de octubre. Una parte importante de la fiesta es el tallado de las calabazas. Según Fusa Guillén, miembro de la asociación, las calabazas sustituyen a los "cráneos" que, según la leyenda, los celtas colocaban en sus casas para "ahuyentar a los espíritus malignos".

Pero el Samaín no se entendería sin la parte gastronómica. La reunión de vecinos y familiares frente a un montón de castañas asadas o "requeixo con mel" es una forma de saludar al otoño y sus productos típicos. Lucía García se encarga de impartir un taller de collares de "zonchos". Según ella misma explica, son castañas cocidas en agua y sal, a las que se les puede añadir, entre otra especias, anís. Los niños unen con una aguja e hilo los zonchos para luego colgárselos al cuello.

Talleres de pintura, música, teatro y pasacalles completan la programación de un Samaín que no ha podido frenar el avance del Halloween. En Galicia, los muertos vivientes no comen humanos, sino castañas.

 

 

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?