Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 25 de Enero de 2020

Otras localidades

El PP fulmina a González-Moñux en la dirección de la Asamblea de Madrid

El Partido Popular ha decidido apartar de su portavocía a la diputada que acusó a Enrique Ossorio de maltratarla laboralmente

La diputada regional del PP Elena González-Moñux, en la Asamblea de Madrid en una foto de noviembre de 2015. /

"Era una situación anómala", ha reconocido la diputada popular Isabel González. Ella, ha sido quien ha anunciado a los periodistas que el Partido Popular ha decidido apartar de la dirección del PP en la Asamblea a Elena González-Moñux, que desde este jueves deja de ser la segunda portavoz adjunta. Su vacante será ocupada por la propia Isabel González, que hasta ahora era la secretaria general del PP en la Asamblea de Madrid. El baile de puestos no termina ahí, el diputado Alfonso Serrano, que ya estaba en la dirección del partido, se convierte ahora en el nuevo secretario general del grupo popular en el Parlamento madrileño.

El PP ha decidido apartar a González-Moñux – de baja por depresión desde el pasado 10 de octubre- sin dar una justificación concreta, al menos públicamente, tan solo basan su decisión alegando que “ella misma [González-Moñux] reconoce que estar en la relación de grupo es lo que le produce ese malestar”, según explica la nueva portavoz adjunta del PP. Isabel González ha sido quien ha transmitido directamente la decisión a su compañera: “yo creo que estas cosas no se toman bien, pero era algo necesario, no podía seguir la dirección del partido en esta situación”. Aunque, oficialmente, el PP solo reconoce que ha actuado ante una situación "anómala", otras voces dentro del Partido Popular han sido bastante más explícitas, "a Gonzalez-Moñux se le aparta de la dirección principalmente por una pérdidade confianza absoluta", según han reconocido a la SER.

Antes de dar este paso, y para cubrirse las espaldas, el Partido Popular encargó un informe jurídico a los letrados de la Asamblea de Madrid “para clarificar la situación anómala de nuestra compañera”. El PP ha recibido ya ese informe, concluye que: “Como nosotros preveíamos, que los grupos son autosuficientes para autogestionar su dirección de grupo y sus órganos representativos, estén en la situación en la que estén, es decir, deja claro que no hay una relación laboral con los diputados”, explica Isabel González. En base a esa conclusión, el PP ha decidido fulminar a Elena González-Moñux de la dirección, después de que acusase públicamente al portavoz del PP, Enrique Ossorio, de maltratarla laboralmente. Esta decisión no sorprende, teniendo en cuanta que la propia Elena González-Moñux se quedó sola tras su denuncia pública, todos los diputados se sumaron a un comunicado donde se apoyaba plenamente al popular Enrique Ossorio, también la Presidenta madrileña, Cristina Cifuente arropó públicamente a su compañero.

En el PP todavía es una incógnita cuando se reincorporará Elena González-Moñux a su escaño, ausencia que volverá a dejar al PP en minoría en el pleno de este jueves.

¿Qué dice el informe jurídico de la asamblea?

La Cadena SER ha tenido acceso al informe elaborado por los letrados de la Asamblea de Madrid. Se trata de un complejo informe jurídico, en el que en esencia, los letrados, se remiten al convenio que España firmó en el año 1981 con el Ministerio de Trabajo para regular la situación de los diputados con la Seguridad Social, a los que se les reconoce una figura específica de 'asimilado al alta a la seguridad social'. Ese convenio, según el informe, dice que los parlamentarios tienen derecho a una baja por incapacidad, pero eso "no significa que tengan una relación laboral con el Parlamento", según se puede leer en el documento al que ha tenido acceso la Cadena SER. Es decir, la baja de los diputados no les inhabilita como parlamentarios, es decir, pueden y deben votar.

Los letrados de la Asamblea también apelan a una sentencia del Constitucional donde se fijó que compete a los reglamentos regular el estatus de los parlamentarios. Este último detalle es al que se aferra el Partido Popular para fulminar a Elena González-Moñux de la dirección de su partido, alegan que los grupos políticos tienen capacidad y potestad para “reestructurar la organización de su grupo, independientemente de la situación en la que estén sus miembros”.

No hay duda, con este informe que encargaron a la Asamblea del Madrid, el PP ha buscado cubrirse bien las espaldas, hay que medir muy bien los pasos para apartar a una persona que está de baja, por depresión, y además, por un supuesto caso de acoso laboral.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?