Domingo, 20 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Los conciertos de músicos son "imposibles" en Valladolid

El Ayuntamiento promoverá un acuerdo con los sectores implicados. Además, se insta a la Junta de Castilla y León para que revise las leyes de Ruido y Espectáculos

Concierto de  "Deskartados", uno de los grupos locales de Valladolid

Concierto de "Deskartados", uno de los grupos locales de Valladolid / José María Francisco

"La actividad musical en directo en Valladolid está demonizada".

"Siempre ha sido difícil, pero hoy en esta ciudad es imposible".

Contundentes fueron los aldabonazos que Javier Vielba espetó en el pleno del Ayuntamiento de Valladolid. La descripción realizada por el fundador de Arizona Baby fue tan cruda que el propio relato causaba sonrojo, sobre todo porque se dirigía no sólo a los 29 concejales sino, por extensión, a toda la sociedad vallisoletana. Es preciso un acuerdo. 

La lectura del manifiesto de este músico vallisoletano significó el punto de partida del debate municipal:

"Nunca ha sido fácil dedicarse a la música. Es un sector precario, inseguro y muy competitivo. Siempre ha sido difícil pero hoy, en esta ciudad, es imposible. La actual Ley de Espectáculos de Castilla y León, con sus exigencias técnicas inalcanzables y su interpretación y aplicación a nivel municipal hacen casi inviable en la práctica la celebración de cualquier espectáculo musical fuera de los espacios municipales o de gran formato. Estos días lamentamos la muerte de Leonard Cohen y celebramos el Nobel de Bob Dylan, pero olvidamos que estas figuras de la cultura universal empezaron tocando para pequeñas audiencias en clubs y bares. Fueron cultura de base".

Vielba se mostró sorprendido de que en otras ciudades sometidas a la misma ley autonómica, como León, Burgos o Salamanca, se desarrollan los eventos de forma legítima, circunstancia que está propiciando que "Valladolid se esté desmarcando del circuito de salas". Por eso denuncia el bloqueo administrativo.

"Hoy en día la actividad musical en directo en nuestra ciudad está demonizada. Músicos, promotores y hosteleros desarrollan esta labor con miedo, siempre pendientes de una llamada a la policía por parte de algún vecino, independientemente de que se disponga de las licencias y permisos necesarios o se cumplan milagrosamente todas y cada una de las kafkianas condiciones que exige la Ley. Y no se puede trabajar ni crear cultura con miedo. Tenemos que sacar los conciertos de pequeño y mediano aforo de la clandestinidad. Debemos unir de nuevo en consenso a músicos, hosteleros, vecinos, público e instituciones, desde el respeto al descanso, sí, pero también en defensa de nuestra cultura. Para conseguirlo la solución es bien sencilla: No concebir los bares como meros abrevaderos, donde simplemente se va a beber alcohol, sino volver a hacer de ellos puntos de encuentro e intercambio para la cultura en general y la música en particular".

Y después del debate se aprobó la moción de Sí SE Puede en la que además de "reconocer el valor cultural y social de la música en vivo así como la labor desarrollada por los establecimientos de hostelería", se plantea una mesa de trabajo con todos los sectores implicados para alcanzar un consenso que permita desarrollar la actividad cultural en los establecimientos y permita el descanso de los vecinos.

Asimismo, se insta a la Junta de Castilla y león a revisar y actualizar la Ley de Ruido y la de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.  

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?